• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

L’Homme Yves Saint Laurent presenta tres productos para mejorar el aspecto físico y facial de los hombres. Se trata de tres cosméticos para dar una nueva vitalidad a la piel masculina.

Consciente de que el hombre de hoy en día se cuida mucho y está más pendiente de su piel y apariencia, L´Homme Yves Saint Laurent lanza tres nuevos productos para estimular, hidratar y realzar el rostro. Tres productos perfectamente adaptados al ritmo impuesto por la vida urbana moderna.

Stick efecto frío

L´Homme Yves Saint Laurent innova a través de un lápiz para el rostro, efecto hielo para el hombre. Se trata de un cosmético antifatiga que da energía, y cuya aplicación revitaliza al instante la piel del rostro.

Yves Saint Laurent reinventa la belleza masculina 1Con un simple gesto, desaparece la sensación de cansancio sobre la piel, a través de un efecto tensador inmediato, gracias a la acción de la cafeína. Al mismo tiempo deja un agradable perfume a la fragancia L´Homme Yves Saint Laurent.

Se recomienda su aplicación sobre la totalidad del rostro, pero evitando siempre el contorno de ojos. Lo ideal es hacerlo por la mañana, al levantarse, y en cualquier momento del día.

Hidratación de la piel

El hidratante que propone el conocido diseñador es un producto de triple acción puesto que ofrece hidratación, bienestar y efecto frescor. Proporcionando a la piel una serie de oligoelementos activos y sales minerales, este producto hidrata, y da luz al rostro, a través de pequeñas partículas invisibles que liberan un ligero tinte discreto para tener mejor cara.

Este cosmético se debe aplicar uniformemente tras el afeitado, para un efecto refrescante y calmante inmediato.

Antifatiga eficaz

Posiblemente se trate de la invención más atrevida de Yves Saint Laurent: un lápiz antifatiga para hombre, para uso inmediato, de fácil aplicación, y para cualquier ocasión. El nuevo cosmético ofrece a la piel los efectos inmediatos de ciertos pigmentos específicos. Con esto se consigue camuflar las ojeras, los signos visibles del cansancio, y rojeces de la piel de la cara, sin que se note que vamos maquillados.

Lo ideal es aplicarlo por la mañana, tras hidratar la piel de la cara, o puntualmente durante el día, si es necesario.