• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Cuando se realiza un régimen para adelgazar, es muy importante perder peso sin poner en peligro la salud. Las personas que se someten a este tipo de regímenes estrictos son muchas, y consiguen normalmente perder kilos rápidamente. Pero el problema, es que este tipo de régimen vuelve la piel relajada y no aporta ningún tipo de masa muscular.

Al cabo de algunas semanas, las personas que siguen este régimen sienten el famoso efecto boomerang, y vuelven a recuperar el peso perdido. Cuando se desea perder peso, es preferible consultar con un médico para que evalúe las particularidades de cada persona y sus necesidades, ofreciendo así ciertas reglas de base.

Todos sabemos que no existen remedios milagro y que para obtener un cuerpo más ligero, es necesaria la voluntad, seguir un régimen variado y equilibrado, y ciertos remedios naturales. Hoy vamos a hablar de una bebida o zumo de alcachofa y pomelo. Se trata ciertamente de un complemento muy fácil de introducir dentro de un régimen para perder peso.

Régimen adelgazante

Beneficios del agua de alcachofa y de pomelo

Tanto la alcachofa como el pomelo son alimentos que, separados, contienen grandes fuentes naturales de vitaminas y minerales. Pero uno de los remedios más eficaces para acelerar el metabolismo y ayudar a perder grasa es sin lugar a dudas el agua que procede de la cocción de la alcachofa combinada con un cítrico.

El agua de alcachofa aporta insulina, un tipo de glúcido que permite mantener los niveles de glucosa en un equilibrio adaptado. Combinar el agua de alcachofa con pomelo ayuda a reducir el colesterol que tiene tendencia a acumularse en los intestinos. Tanto el pomelo como la alcachofa permiten purificar el organismo y eliminar las toxinas.

Este remedio natural es bajo en grasas y rico en nutrientes:

  • Vitaminas del grupo B,
  • vitamina C,
  • vitamina D,
  • calcio,
  • potasio,
  • sodio,
  • magensio,
  • zinc,
  • esteroles que regulan el colesterol.

El agua de alcachofa y el zumo de pomelo forman un remedio diurético que permite combatir la retención de agua. Refuerza la función hepática y renal. Un hígado que trabaja bien, ayuda a purificar mejor las grasas. Si se consume esta bebida de alcachofa y pomelo durante 10 días, se consigue acelerar el metabolismo y completar sanamente el régimen adelgazante.

Preparación del agua de alcachofa y pomelo

Ingredientes

  • Dos alcachofas,
  • 2 pomelos,
  • un litro de agua.

Preparación

Se cuecen las dos alcachofas. Se rellena una cacerola con un litro de agua y se cuecen hasta que las alcachofas estén tiernas. Se conserva el agua y se reservan las alcachofas que se pueden tomar en la cena.

Se exprimen dos pomelos y luego se mezclan con el agua de alcachofa. Se coloca el líquido resultante en una botella de cristal, y se reserva en un lugar fresco y donde no le dé la luz solar. Por ejemplo, se puede colocar en la nevera, o consumirlo a temperatura ambiente.

Este remedio natural, además de ser sano y depurativo, es muy diurético, ayudando al organismo a eliminar residuos nocivos y sobretodo a acelerar el metabolismo, que es la función que en reposo del cuerpo continúa quemando calorías.