La Rinitis Alérgica enfermedad Frecuente en Atletas

Frecuente en la población en general y entre los atletas en particular, la rinitis alérgica es una de las causas más comunes del bajo rendimiento deportivo de éstos, pudiendo provocar una morbilidad significativa, siendo importante el diagnóstico precoz a fin de comenzar un tratamiento adecuado.

Para muchas personas el realizar actividad física de manera frecuente es importante en su vida ya que esta actitud ejerce un efecto favorable tanto para su salud como para su calidad de vida. Por esta razón,  tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de enfermedades de tipo alérgico se deben tener en cuenta ciertas pautas particulares.

La rinitis es la inflamación de la mucosa nasal, teniendo como manifestaciones más comunes estornudos, congestión, prurito y secreción y en muchas personas se asocian además síntomas oculares y auriculares.

A pesar de tratarse de una enfermedad benigna muchas veces puede estar asociada a otras patologías respiratorias como el asma bronquial.

Por otra parte, es una dolencia que afecta la calidad de vida y el funcionamiento físico, aspecto este que es significativamente importante en los atletas.

Existen dos tipos de rinitis la alérgica y la no alérgica y puede ser a su vez persistente o intermitente.

En la última década se ha producido un notable aumento de la rinitis alérgica en la población en general y entre los atletas, quizá como una consecuencia lógica, ya que las personas que practican deportes se ven más expuestos a la polución exterior y a alergenos.

Por otra parte, los atletas que sufre de rinitis alérgica frecuentemente tienen comprometidas las vías respiratorias bajas.Un estudio realizado en 214 atletas olímpico dio como resultado que el 41% padecía de rinoconjuntivitis alérgica, que daba como resultado un significativo descenso de su rendimiento deportivo.

La nariz tiene 2 funciones, que son esenciales, una es la olfativa y la otra es respiratoria, siendo la responsable de filtrar, humedecer y calentar el aire que inhalamos. Todas estas funciones dependenden en gran medida de los vasos sanguíneos y las glándulas que por otra parte, son reguladas por reflejos del sistema nervioso autonómico. La funcionalidad de este complejo sistema se encuentra comprometida en personas que padecen de inflamación nasal crónica.

Cuando se encuentran entrenando, los atletas se ven expuestos a una gran cantidad de agentes alergenos, aire frío y diversas sustancias contaminantes que pueden causar cambios importantes en sus funciones respiratorias, a pesar que algunos deportistas sienten una mejoría durante el ejercicio,  en la mayoría la rinitis tienede a empeorar.

Asimismo, existe el agravante que la mayoría de los torneos deportivos importantes generalmente se realizan durante la primavera y principios del verano haciéndose en lugares donde hay gran concentración de pólenes y polución. Si se trata de deportes invernales el aire frío ocasiona rinorrea y esto en pacientes con rinitis empeora el cuadro.

Otro ejemplo es el de los nadadores que se encuentran expuestos de forma prolongada a los derivados del cloro y pueden verse afectados con la inflamación de la mucosa.

El tratamiento de la rinitis en los atletas,  hecho adecuadamente,  reduce los síntomas y minimiza los efectos adverso de la enfermedad. Para ello es importante un diagnóstico precoz y adoptar medidas preventivas específicas.

Debe tenerse en cuenta que los tratamientos no pueden transgredir las regulaciones legales con respecto a las drogas y fármacos que pueden utilizar los atletas y en los de alta competencia deben registrarse los resultados antes de que se indiquen las medidas terapéuticas a seguir.

Los antihistamínicos de primera generación para personas con rinitis leve a moderada son los fármacos elegidos y los medicamentos más nuevos de segunda generación son útiles además de seguros pero generalmente no alivian la congestión nasal, en tanto que los descongestivos resultan útiles pero normalmente inducen a efectos cardiológicos que pueden ser adversos.

Así la efedrina y metilefendrina están prohibidos en las altas competiciones y los descongestivos tópicos se encuentran permitidos pero no se recomienda su uso de forma prolongada.

Por otra parte, ciertos antihistamínicos más nuevos -levocetirizina, elastina, desloratadina y fexofenadina- dan alivio a la congestión nasal. La azelastina como la levocabastina tienen efectos rápidos y no son sedantes, pudiéndose utilizar sin problemas tanto en el alivio de los síntomas nasales como oculares (gotas oftálmicas).

Los esteroides nasales son los más eficientes para aliviar el bloqueo nasal y son la terapia más utiliada en pacientes con rinitis moderada a grave y la inmunoterapia es útil para el control de los síntomas de la rinitis aguda, debiendo los atletas realizar ejercicio intenso luego de las aplicaciones.

Si deseas leer más artículos parecidos a la rinitis alérgica enfermedad frecuente en atletas te recomendamos que entres en nuestra categoría de Deportes o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre la rinitis alérgica enfermedad frecuente en atletas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.