Comenta, opina, pregunta sobre ortorexia – adicción a la comida saludable

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

8 Conversaciones sobre ortorexia – adicción a la comida saludable

  1. ¡Hola! Un día, me propuse, por mi cuenta, averiguar, cuáles alimentos, son los, más, sanos. Descubrí, con asombro, que era la fruta, principalmente, con cáscara, que estaba sin licuar o exprimir, y, preferentemente, era cítrica, mejor, si fuera limón. Comprobé, que, volverse frutívoro en un 75% o más, requería de B12 y, como odio broncearme, aunque soy de tez pálida, D2. El hecho es, que me apetece, cada tanto, “romper mi dieta”, ya con cereales, ya con carnes, ya con grasas, ya con sal, ya con azúcar. Es muy simple. La sal, que no supere los 3 g diarios. Daña, más, que nada. La carne, que sea músculo de cerdo, pechuga de pollo o pescado local fresco, lo cual cocino en microonda y consumo sin sal, porque, el limón, te sensibiliza las papilas gustativas y, por increíble, que parezca, te sabe “horrible”, la carne esta, con sal. Sí la condimento. La grasa, que le sigue en toxicidad, a la sal, que sean palta u oleaginosas batidas con agua, como son nuez, sésamo, girasol y hasta coco. Nunca, superando los 60 g diarios. Por ejemplo, hago queso casero. Tomo leche en polvo 0% grasa, como unos 4 paquetes. Lo disuelvo en agua tibia. Le agrego 1/2 litro de jugo, de limón. Lo licúo y lo filtro. Luego le agrego algún aceite (palta o pasta de nuez con agua; siempre, con agua). ¡Sabe a queso, aunque no tiene sal ni colesterol! En fin, al pan casero, lo hago sin sal pero condimentado. Así, me preparo una pila de sándwiches con pan, queso y músculo hervido de cerdo, todo, sin sal ni aceite industrial. Por ahí, me manejo en salarlos, de modo tal, que, en ese día, no pase los 3 g. ¡Sabe a sándwich chatarra! ¡Claro, que soy ortoréxico! … Empero, al otro día, ni me siento cansado, ni me hincho y hasta podría decir, que no envejezco. Tengo 44 y parezco de 25. Cada tanto, puedo impedir la digestión, tomando Glucobay, Ezetimibe y Orlistat. ¡Sí, adoro ser ortoréxico! ¡Es la enfermedad, más, linda del mundo y, con estas pastillitas, me junto con amigos a comer churrascos y de todo! ¡Chau!

    Responder

  2. Sinceramente, no creo que preocuparse por comer comida sana sea malo (otra cosa es cualquier tipo de obsesión). De cualquier maneras todos tenemos que morir, antes o después, y está claro que muchas de las cosas que les den de comer a la que va a ser nuestra comida (transgénicos, fitosanitarios, …), así que yo hoy me voy a comer un buen chuletón con guarnición de clembuterol y maiz transgénico, total son dos días.
    Ahora en serio, comer sano no implica renegar de productos fundamentales para nuestra vida, sino tener una dieta sana y equilibrada, y mucho mejor si son alimentos producidos de una manera natural, sin aditivos que puedan afectar a nuestra salud. Yo compro productos ecológicos, que entre otras cosas suelen estar más ricos, a través de http://www.agroalimentariadoeume.org.

    Responder

  3. somos anti fashion y estamos super lindas no nos preocupa la comida pienso que todo ser humano es lindo por dentro no por fuera

    Responder

  4. uy comer sano es una enfermedad? :shock:

    Responder

  5. Bueno, hay otras adicciones mucho más perjudiciales que comer sano, ¿sano? Bueno, la prefiero a alguna droga!!

    Responder

  6. Puedo prometer y prometo que no sufro de tal enfermedad. Es mas, todas esas cosas macrobioticas y chorradas de la comida sana me suelen poner del higado, donde este un buen churrasco de cerdo…

    Y es que lo triste del asunto es que la verdadera comida sana , biologica y todo eso no es mas que comida del monton que siempre despreciamos por ser demasiado “asequible”. Unas buenas lentejas con su chorizo, algo de fruta, pan, vino o cerveza.. son de lo mas saludable del mundo.

    Por definicion, soy anti-vegetarianismo , y no digo mas.. por que voy a escribir de esto em mi blog para dar un poquito de caña.. :mrgreen:

    Responder

  7. el otro día oí hablar por primera vez sobre esta enfermedad. Que curiosa es.
    La verdad es que es fácil obsesionarse con una alimentación sana. Cuando vivía en Alemania me envicié a comprar alimentos biológicos. Fue hace ya muchos años y en España aun ni se hablaba de ellos. Y allí en Alemania te encontrabas mini supers de alimentos biológicos continuamente. Carne de vacas felices, fruta sin pesticidas, lácteos de soja… y todo producido en granjas biológicas.
    Claro que ese “vicio” no pude continuarlo mucho tiempo, la economía se resentía bastante. De todas maneras, ni se asemeja a la enfermedad que nos cuentas. Pero podría ser como se empieza a enganchar la gente.

    Gracias Daniel por el artículo.

    Responder