Quemar grasas

La quema de grasa suele ser el objetivo de muchas personas que por diferentes razones quieren reducir su porcentaje. Existen diversos factores que pueden ayudar y que se encuentran vinculados a la dieta, el ejercicio físico y características de cada individuo

Si por ejemplo tomamos la dieta,  es bueno saber que no sólo el exceso de grasa en la alimentación hace que se incrementen los depósitos de grasa en el cuerpo, también el consumo excesivo de hidratos de carbonopuede causar ese almacenamiento en forma de grasas cuando éstos no son utilizados como una fuente de energía.

Esto significa que si se consume más grasa e hidratos de carbono de los que el organismo necesita,  para hacer frente al gasto calórico, los nutrientes que se encuentran en exceso van a acumularse como reservas en el cuerpo.

Por esa razón,  lo primero que debe hacerse cuando se quiere perder grasa,  es reducir de forma efectiva la ingesta de hidratos de carbono y de grasas, generando así un balance calórico que hará que las reservas se movilicen enfrentando el gasto calórico diario.

Además, cuando se hace gimnasia es necesario tener energía y la fuente de ella son los hidratos de carbono en primer lugar y las grasas en segundo término.

Para que el organismo comience a utilizar esas grasas de reserva cuando se realiza ejercicio pueden darse diferentes alternativas de la actividad.

La actividad física debe realizarse hasta agotar las reservas de glucógeno para que el cuerpo comience a utilizar las grasas. Esto sucede generalmente una vez transcurridos unos 30 minutos de comenzada la actividad.

Las grasas se utilizan como combustible cuando la intensidad, que es determinada por la frecuencia cardíaca, es moderada.

Entrenar en condiciones de estrés adicionales eleva la proporción de hormonas catabólicas que favorecen la quema de grasas. Teniendo en cuenta estos parámetros cuando se desea estimular la quema de grasas pero no perder masa muscular, es necesario un control de la intensidad de la actividad y esto es sencillo de hacer por medio de un pulsómetro, que indicará la frecuencia cardíaca

Así, comiendo de forma adecuada se conseguirá la estimulación de la quema de grasa y no se perderá músculo. También, realizando actividades aeróbicas que quemen calorías con un tipo de entrenamiento de fuerza que favorezca el desarrollo de la masa muscular.

En resumen, si lo que se desea es no perder masa muscular pero al mismo tiempo  perder grasa es necesario tener un control de la duración e intensidad del ejercicio. De esta forma,  las grasas se transformarán en el primer combustible que encargado de enfrentar el gasto de calorías de la actividad que se desarrolle.

Ahora, si se ingieren menos calorías que las que se gastan, las grasas no serán suficientes y tampoco lo serán los hidratos de carbono, en ese caso el organismo puede que recurra a las estructuras proteicas y se perderá músculo.

Si se come lo necesario y además se desarrolla actividad física de manera adecuada el organismo usará las grasas y favorecerá el crecimiento muscular. Así se conseguirá cuidar la forma física y lucir una figura excelente.

Si deseas leer más artículos parecidos a quemar grasas te recomendamos que entres en nuestra categoría de Perder Peso o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre quemar grasas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.