• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La piel de los hombres es aproximadamente un 20% más gruesa que la de las mujeres, por tanto exige productos mucho más suaves tales como un gel, una emulsión o un fluido. Se aplica la crema con el fin de eliminar la piel seca que podría tener tendencia a aparecer en el momento de la aplicación de la crema base.

El primer

El primer es el fondo que se aplica sobre la piel en primera etapa para cubrir las imperfecciones y para que cubra el rostro el máximo de tiempo posible. Gracias a este producto, la crema base se funde literalmente sobre la piel y no deja ningún trazo. Este consejo es ideal para obtener una piel perfecta gracias al maquillaje, especialmente para los hombres que no quieren parecer que van maquillados.

La crema base o primer se aplica con el dedo o con un pincel apropiado. Para los hombres que tienen barba o que tienen bigote, es inútil aplicarla a nivel de estas zonas, puesto que nunca se debe dar color en el vello facial. Se recomienda aplicar una buena capa de crema base, y sobre todo masajear bien la piel para que esta penetre completamente antes de pasar a la etapa siguiente.

Make-up masculino

El corrector de ojeras

Normalmente, esta etapa no es necesaria si ya se ha aplicado la crema base, y es normalmente suficiente para enmascarar las ojeras. Para aquellos que tienen unas ojeras más marcadas, conviene escoger una fórmula que cubra pero que sea más ligera y que no acentúe las pequeñas arrugas presentes en el contorno del ojo. Se aplica una pequeña cantidad de antiojeras que se mezcla bien con ayuda de la esponja, o a base de pequeños golpecitos con el dedo. Es importante escoger un tono ligeramente más claro para que la luminosidad cubra el color azulado de la ojera.

Polvo bronceador

El polvo bronceador ofrece un efecto saludable al rostro. Este polvo bronceador es particularmente útil cuando el tono de la piel es demasiado claro. Conviene aplicarlo con parsimonia porque la diferencia entre el tono natural de la piel y el polvo bronceador puede ser bastante chocante. Se aplica con un pincel grueso para polvos, simplemente acariciando el rostro. No se debe apoyar con fuerza el pincel sobre la piel para no forzar el color. Basta con un suave barrido sobre las partes más sobresalientes del rostro, aquellas que el sol broncea en primer lugar. De esta manera se obtiene un efecto ligeramente bronceado y natural.

La máscara para las pestañas

Una máscara transparente define las pestañas y añade flexibilidad y brillo. Se aplica sobre las pestañas de arriba únicamente para presentar un ligero efecto gloss, sutil, casi imperceptible, pero que ofrece un toque final muy cuidado. También se puede utilizar para fijar las cejas que tendrían tendencia a enredarse a lo largo del día. Con una capa de máscara transparente aplicada, peinando las cejas, estas se mantienen en su sitio a lo largo de todo el día.

El bálsamo hidratante

Un bálsamo hidratante para los labios puede añadir confort, hidratar los labios secos que tienen tendencia a pelarse, y ofrecer un look fresco y seductor a los labios.

Un pequeño toque aplicado con el dedo es suficiente. Conviene escogerlo transparente, con poco brillo, y en gel preferentemente para un efecto mucho más natural, obteniendo así unos labios hidratados y suaves.