• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La ropa de baño para hombre se ha convertido con los años en un artículo de moda indispensable. Bien sea para las vacaciones, para la playa o para ir a la piscina, la ropa de baño es fundamental, para el confort y el bienestar del hombre. La ropa de baño no se esconde, todo lo contrario, al hombre le gusta mostrar su cuerpo, destacándolo a través de un bañador estiloso de colores llamativos. Hoy en día, existen muchas marcas de ropa de baño para hombre.

La oferta es amplia y la ropa de baño se ha convertido en un elemento indispensable de la moda. Para muchos hombres, la ropa de baño no es simplemente un trozo de tejido práctico y útil. Los modelos creados son cada vez más originales, lujosos, sexys, coloristas, discretos, y glamurosos. Todas las marcas han sabido adaptarse a las necesidades y a las demandas de los hombres, que buscan en su ropa de baño un objeto de seducción y de representación personal.

La ropa de baño ha sabido tomar la delantera de la ropa interior en términos de variedad y de sexappeal. Desde que las grandes marcas de lencería masculina se interesan por este tipo de ropa, lucir un bañador en la playa se ha convertido en toda una aventura. Muchos son los diseñadores que ofrecen cortes sexys y que esculpen a las mil maravillas el cuerpo de los caballeros.

Talle bajo, colores sillones, tejidos diferentes, y muchas otras características son muchas de las formas de transformar un bañador sencillo en una ropa de baño absolutamente original. El corte jockstrap también se ha declinado en versión traje de baño para garantizar, un máximo posible, las miradas de todos aquellos que se atreven a lucirlo. La ropa de baño ha dejado hoy en día su papel exclusivo de equipamiento deportivo y se declina bajo todas las formas posibles e imaginables.

Ropa de baño

Existen varios modelos, desde los estampados naturales, pasando por los bañadores más divertidos, y terminando por aquellos modelos de un solo color, o con pequeños detalles, finalmente terminan por hacer destacar el volumen del paquete del varón.

El short de baño, el modelo del confort

El short de baño es el modelo para relajarse por excelencia. A medio camino entre el slip y el boardshort, es el corte que mejor se adapta a la mayoría de los hombres. Es cómodo y polivalente, y se puede llevar tanto para celebrar una barbacoa con los amigos, como para dar un paseo bajo el sol, sin necesidad de meterse en el mar.

Adaptado para hombres de alturas y volúmenes muy variables, conviene evitarlo si se es muy alto o muy delgado. Si los muslos están muy musculados, lo ideal es escoger un bañador corto, que vaya a mitad del muslo, incluso a un tercio de la pierna. Si los muslos son muy finos, lo mejor es adoptar un corte más largo. En todo caso, conviene no decantarse por un modelo demasiado largo porque podría estropear francamente la silueta.

El boardshort, para divertirse entre las olas

En un principio era el modelo que utilizaban los surfistas y los adeptos a los deportes náuticos. El boardshort es el bañador ideal para jugar con las olas en verano. Este modelo llega hasta las rodillas, lo que permite esconder las piernas demasiado delgadas. Por tanto es ideal para hombres altos, y ofrece un estilo deportivo y muy casual. También se puede llevar por encima de otro bañador tipo boxer, por ejemplo.

El boxer, el aliado de los atletas

El boxer se encuentra justo en medio entre el short de baño y el slip. Es elegante y cómodo, y perfecto para ir a la playa o a la piscina. El boxer de baño es el corte para hombres de altura mediana, o incluso para personas más pequeñas o con morfologías atléticas. Es corto y ajustado, y equilibra la silueta al tiempo que la afina.

El slip, para un bronceado perfecto

Si el slip de baño suele tener mala reputación con relación a su look, hoy en día está muy de moda y ofrece un lado muy sexy. Cómodo, es garante de libertad de movimientos y de sujeción garantizada. Es indispensable para aquellos que desean disfrutar de la piscina durante el verano.

El slip de baño se aconseja para hombres atléticos, para nadadores, y adictos al bronceado integral, sin dejar de estar vestidos.