• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:7 minutos de lectura

Mucho se ha hablado sobre las causas de la caída del cabello, existiendo infinidad de falsas creencias sobre este tema como también en relación a su prevención y tratamiento.

Estas falsas creencias sobre la alopecia dificultan un diagnóstico certero y también retrasan el inicio de un tratamiento en forma temprana, algo importante a tener en cuenta sobre todo porque la caída de cabello no solo afecta la estética de hombres y mujeres sino también es un problema dermatológico que tiene diferentes alternativas de solución.

¿Qué es la alopecia?

Se entiende por alopecia la pérdida excesiva de cabello, siendo definida por los médicos como un visible debilitamiento del pelo o una calvicie evidente a simple vista.

La caída de cabello pueden sufrirlo tanto hombres como mujeres y según se sabe, gracias a estudios realizados sobre el tema, en la mayor parte de los casos existe una predisposición genética que produce que los folículos capilares tengan una reacción más sensible a las hormonas sexuales.

En esta ocasión nos ocuparemos de alopecia masculina y sus grados, pero también haremos un recorrido por distintos temas relacionados con la caída de cabello, desde su diagnóstico hasta los tratamientos que la ciencia moderna propone para atenuar este problema.

Alopecia

Causas de la alopecia

  • Alopecia androgénica: Es una alopecia genéticamente heredada y afecta a uno de cada dos hombres a lo largo de su vida, con una caída de cabello que puede ser leve o también afectar a toda la cabeza.
  • Alopecia areata: Este tipo de alopecia también es conocida como “en parche redondo o pelade” y su principal característica es que se manifiesta por la pérdida de cabello en zonas concretas de la cabeza, siendo probablemente su factor desencadenante una reacción de tipo autoinmune y en muchos casos el pelo vuelve a crecer sin necesidad de hacer un tratamiento, pero también pueden sufrirse recaídas frecuentes.

Escala Hamilton-Norwood

La escala Hamilton-Norwood es un sistema de clasificación utilizado para diagnosticar la “alopecia androgénica y medir así el grado de calvicie que presenta un individuo utilizando patrones que representan la pérdidas de cabello en forma progresiva.

Creada originalmente en los años 50 por el doctor James Hamilton, durante dos décadas la clasificación resultó suficiente, pero en 1975 y con el objetivo de completar escala el doctor O´Tar Norwood realizó una ampliación concretando así la información de los distintos grados de alopecia debido al aumento de la demanda de trasplantes capilares y el método pasó a llevar el nombre de ambos médicos.

Hoy la escala Hamilton-Norwood sigue siendo utilizada como una herramienta sumamente útil para determinar el grado de alopecia androgenética que afecta a los hombres. La escala Hamilton-Norwood diferencia entre siete tipos de calvicie a los que define de la siguiente forma:

Escala Hamilton-Norwood

  • Grado 1: Es una pérdida mínima de pelo y por lo tanto solo es apreciable cuando se observa detenidamente.
  • Grado 2: Se caracteriza por presentar pequeñas recesiones en las zonas laterales del área frontal, por ello el cabello de la parte frontal se mantiene sin cambios y surgen las habituales entradas. En este grado los tratamientos son muy efectivos.
  • Grado 3: En este grado la caída sigue siendo mínima, pero a pesar de ello ya se considera calvicie pues se está en un punto de no retorno, las entradas se acentúan y afecta a las zonas posteriores “coronilla”.
  • Grado 4: La pérdida de cabello es más acentuada, y puede verse una división de pelo entre las zonas de la frente, entradas y coronilla, pero los tratamientos pueden aún dar buenos resultados
  • Grado 5: En este caso la banda de cabello que separaba las dos zonas de calvicie se estrecha y pierde densidad y los tratamientos convencionales no producen buenos resultados con excepción de los injertos capilares.
  • Grado 6: La calvicie de la coronilla se junta con la de las entradas y se crea una sola zona más amplia despoblada que se va extendiendo.
  • Grado 7: Es el grado más agudo de calvicie y solo queda una franja de cabello que se prolonga desde la parte superior de las orejas y recorre la nuca

Diagnóstico de la alopecia

Ante la sospecha de una pérdida de cabello excesiva lo primero es realizar un diagnóstico certero, existiendo un indicio que ayuda a clasificar esa pérdida del cabello, ya que si se pierden más de 100 cabellos al día, persistiendo una gran diferencia entre la cantidad de pelo caído y el incipiente, se está muy cerca del diagnóstico de alopecia.

Realizar una historia clínica del paciente es esencial para determinar la causa de la caída de cabello, como una mala alimentación o alguna patología de la tiroide o enfermedad autoinmune. El especialista avaluará la estructura, cantidad y calidad del cabello y hará también una valoración del cuero cabelludo utilizando un dermatoscopio.

Tratamientos de alopecia en los hombres

Existen diferentes tratamientos para la alopecia en los hombres pero hasta ahora los de mayor eficacia son el minoxidil y el finasterida que inhibe la transformación de la testosterona en la dihidrotestosterona que actúa con más fuerza sobre el folículo piloso.

Mientras que el minoxidil estimula la raíz capilar también como el finasteride consigue frenar la caída del cabello en 9 de cada 10 hombres y de estos un 50% experimenta un aumento visible de grosor en el cabello.

También algunos médicos utilizan el alfatradiol que se emplea a modo de solución, ya que se ha demostrado que el alfatradiol provoca un aumento de la cantidad de pelo durante la fase de crecimiento pero una disminución en la fase de descanso y por lo tanto esta sustancia puede retrasar la evolución de la caída del cabello.

Existen tratamientos locales con cremas, soluciones o espumas, además de terapias sistémicas con corticoides o bien terapias inmunológicas locales

Microinjerto capilar

Microinjerto capilar

El microinjerto capilar o trasplante de pelo es una intervención quirúrgica que supone una alternativa avanzada para recuperar el cabello perdido a través de un auto-trasplante de cabello que no presenta posibilidad de rechazo.

Se trata de una intervención quirúrgica que puede hacerse en tan solo tres horas, sin hospitalización y con anestesia local, permitiendo la recuperación del cabello de forma definitiva

Una intervención sencilla e indolora, el microinjerto capilar solo requiere de un examen previo y un historial clínico con los que el profesional hará una evaluación de la viabilidad de la intervención. Una vez que se determina que puede hacerse el especialista realizará un diseño del área del cuero cabelludo que utilizará para la recuperación del pelo.

Durante la intervención quirúrgica el cirujano extraer un pequeño fragmento de piel con cabellos de la parte posterior de la cabeza y la en la zona receptora, respetando la misma dirección del cabello original logrando un aspecto muy natural y estético. Los folículos se trasplantan con cabello vivo y después de unos meses el cabello comenzará su crecimiento normal manteniendo características de la zona de donde provienen.

Merece la pena consultar sobre esta cirugía ya que los resultados del microinjerto natural son totalmente naturales y se evita un cambio radical que pueda llamar la atención, permitiendo que el paciente y su entorno se acostumbre gradualmente al renovado aspecto estético.