• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Antes de comenzar un programa de musculación, es importante tener un buen equipamiento. Una vez que se ha superado esta etapa, la cuestión está en cómo utilizarlo para optimizar las posibilidades de la máquina en cuestión. Entonces, ¿qué aparatos se deben escoger? ¿Cómo realizar la mejor elección y cómo utilizarla? Veamos algunos consejos para responder a estas y otras preguntas.

Los aparatos

Se distinguen los aparatos que tienen por objetivo el fitness y los que tienen por finalidad la musculación. Algunos están reservados a un grupo muscular en concreto, y otros son más bien generales.

Aparatos de musculación, una elección difícil 1Los aparatos para abdominales o las tablas de musculación para lumbares sirven simplemente para trabajar estos músculos. Los bancos de musculación facilitan el trabajo de los pectorales, suelen ser modulares y a veces conllevan extensiones, lo que permite que se practiquen ejercicios con todo el cuerpo.

Con un aparato específico para los muslos, se pueden trabajar los cuádriceps. Mientras que con una polea, se pueden entrenar los músculos de los brazos y los de la espalda.

La elección de los aparatos

Con el fin de realizar una compra razonable, se debe saber lo que se quiere realizar, es decir, qué partes del cuerpo se pretenden trabajar, y de qué manera. Si vuestro objetivo es el fitness, lo ideal sería hacerse con un banco que tenga diferentes posiciones.

En el caso en el que estéis focalizando un grupo concreto de músculos para reducirlos de volumen o para combatir cierta debilidad, lo ideal es hacerse con un banco que estimule esa parte en particular. De esta forma, para obtener un vientre plano, al igual que para mejorar el volumen muscular, lo ideal es una plancha para abdominales.

Para tener una espalda más fuerte, bien sea por razones de salud, como por razones deportivas, debemos decantarnos por una tabla para lumbares, o por un aparato que tenga una polea alta o baja.

Si pretendéis trabajar los pectorales, debéis comprar un banco inclinable o un banco modular con pesas. De esta forma, con la evolución de vuestras ganas y la mejora de vuestra experiencia, podréis trabajar los músculos de diferentes maneras.

Para esculpir el cuerpo, debéis realizar series cortas (10 repeticiones aproximadamente) con mancuernas más bien pesadas. El reposo es primordial, pero no debe ser ni muy largo ni muy corto (entre 2 y 3 minutos aproximadamente).