• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Muchas personas que han practicado deportes durante toda su vida por alguna razón comienzan a interesarse por practicar un arte marcial. Pero la mayoría cree firmemente que es demasiado tarde para empezar.

Existe una tendencia a pensar que para comenzar una práctica deportiva se debe hacer cuando se es un niño o adolescente y en especial cuando se hace referencia a la práctica artes marciales.

En realidad esta es una idea equivocada, pues nunca es tarde para comenzar la práctica de un arte marcial y el resultado en definitiva, dependerá de la dedicación y esfuerzo que se ponga en esta empresa.

La práctica de un arte marcial genera una gran cantidad de beneficios y no sólo a nivel físico sino también mental.

Siguiendo una rutina semanal de entrenamiento se logra tonificar el cuerpo, desarrollar la fuerza, aumentar la resistencia y mejorar la flexibilidad. Por otra parte, es excelente para descargar el estrés acumulado, controlar las emociones y ganar autoconfianza.

Arte Marcial, practicarla sin importar la edad 1Sin importar la edad ni el sexo de quien las practica, las artes marciales desde que comenzaran en Oriente tienen como objetivo principal el desarrollo tanto físico como de la personalidad de aquellos que las practican.

Por otra parte, gracias a la variedad de estilos que existen y la capacidad de adaptación, suponen una alternativa excelente y muy completa para quienes desean practicar una actividad física.

Además de fortalecer la forma física, si quienes la practican son niños y adolescentes,  aprenderán valores tales como el respeto, compañerismo, honor y el desarrollo de su personalidad dentro de un ambiente sano.

En cuanto a los adultos, en determinadas etapas de la vida el mantenimiento de un buen estado físico comienza a ser un tema importante, por ello y para evitar que los años comiencen a hacer estragos en la salud,  es una buena idea encontrar un tipo de actividad que permita a través de ejercicios sencillos tener el cuerpo en movimiento.

Dentro de las artes marciales existen disciplinas como el Tai Chi por ejemplo, que cada vez suma más adeptos ya que es practicado por personas de edad avanzada que luego de un tiempo de practicarlo comienzan a conocer sus múltiples beneficios, tanto sobre su salud física como mental.

Dedicando algunas horas semanales a la práctica de un arte marcial se logra dejar atrás el estrés diario y ganar una buena forma física.

Son muchas las razones que pueden impulsar a alguien a introducirse en el fascinante mundo de las artes marciales y sin importar si lo que se busca es realizar un deporte, una alternativa de defensa personal o el cambio de estilo de vida lo importante es la gran cantidad de beneficios que este tipo de actividad le traer aparejado.

Pero las mejorías de practicar un arte marcial no acaban en una mejoría de las condiciones físicas, sino que se extienden más allá de lo físico ya que estas disciplinas ayudan a aumentar la autoestima, aprender a concentrarse y relajarse manteniendo el dominio sobre uno mismo y todos estos beneficios se hacer parte de ser y duran más allá de la practica diaria.