• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Preparar un baño a base de limón es como prepara un plato de comida. Requiere algunos ingredientes y una preparación. Para un baño de aromas cítricos, necesitaréis tres tazas de sal y una cucharada de café de sal marina, después os hará falta una taza de leche en polvo, un limón y una naranja.

Para obtener un resultado revitalizante, os hará falta además dos gotas de aceite esencial de naranja y tres gotas de aceite esencial de limón.

Una vez que tenéis todos los ingredientes, se debe proceder de la siguiente manera: Empezad por cortar la naranja y el limón en rodajas y ponerlas en un bol. No os olvidéis de quitar las puntas. Después, se añaden las gotas de aceite esencial y todo se mezcla bien.

Después se añade una cucharada de café de sal para permitir que se libere más cantidad de jugo y se vuelve a mezclar otra vez. La mezcla se deja de lado y se marina durante 5 minutos. Mientras tanto, se coge otro bol y se añaden las 3 tazas de sal y la Baño-de-limónleche en polvo y se mezcla bien. Finalmente se añaden las frutas en el bol para que todo quede bien mezclado. El aroma del limón empieza a liberarse. Por fin se pone la mezcla final dentro del agua de la bañera.

Los beneficios del baño de limón

Podéis tomar el baño a base de limón por la mañana o por la noche. Esta terapia ayuda a eliminar el cansancio y reactiva los músculos. Al mismo tiempo, el limón os aporta un aroma delicioso, pero también otro tipo de beneficios. El limón es una fruta conocida por sus aportes en vitamina C. Esta última es indispensable para el organismo por su acción sobre el metabolismo muscular y cerebral. Combate igualmente las infecciones de microbios y víricas.

Además, este baño es ideal después de hacer ejercicio en la piscina, porque limpia bien todos los restos de cloro. Las sal marina y los extractos de aceite esencial mezclados en el agua de la bañera permiten hidratar y revitalizar la piel.