• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

¿No tenéis la impresión de que las mujeres prefieren a un «chico malo» antes que a los buenos tipos como vosotros? ¿Tenéis la intención de permanecer como el eterno amigo de las mujeres para el resto de vuestros días? Si la respuesta es afirmativa, es que ha llegado el momento de darle un giro a vuestros planteamientos de fondo.

Primeramente, ¿qué tienen de más esos famosos «rebeldes» que tanto gustan a las mujeres? Seguramente que tienen una mayor confianza en ellos mismos, y que terminan por haceros sombra. Sin embargo, la confianza se trabaja, y no por ello siguiendo un camino de perdición. Basta que busquéis en vuestro interior para dejar salir ese punto exclusivo que os hace diferentes.

Forzosamente tenéis algún tipo de talento, un campo en el que sois mejores que los demás, aunque esto os pueda parecer de lo más natural. ¿Qué es lo que para vosotros es extremadamente fácil y que para los demás puede resultar toda una proeza? Estas son las preguntas que debéis haceros.

Modelo posando¿No tenéis dinero? Sería mentir si negáramos que un poco de liquidez ayuda a la hora de quedar con una mujer. No obstante, es posible salir adelante con un poco de creatividad. Las mujeres aprecian el misterio, la magia de cada instante.

A las mujeres les gusta que las sorprendan, y de esta forma sabrán reconocer los tesoros imaginativos de los que seréis capaces con tal de seducirlas, a pesar de una situación económica un tanto estrecha. Por lo tanto, es inútil que os desaniméis, o que optéis por un tren de vida que no es el vuestro. Con esta ficción no se puede aguantar mucho tiempo, y comenzar una relación con una mentira, no os conduce a ninguna parte.

Lo que sí es cierto, es que vuestro futuro sí le interesa a una mujer. Si tenéis potencial, un futuro prometedor, si sabéis que con el tiempo seréis alguien importante, esto se percibirá en cada cita, y pareceréis un hombre mucho más atractivo. Si no sabéis lo que vais a hacer con vuestra vida, es el momento de plantearos estas cuestiones.

Lo importante es que vuestra actitud sea coherente y que tengáis confianza en vosotros mismos, en lo que sois, sepáis o no hacia dónde vais, puesto que pocas mujeres querrán salir con un tipo que va a la deriva.