• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El abuso del alcohol es peligroso para la salud. Pero, no únicamente. El abuso del alcohol puede tener otro tipo de consecuencias. Unos investigadores franceses han llevado a cabo un estudio demostrando que cuanto más se bebe, más nos parece que somos atractivos.

Cuidado, no se trata de ningún efecto farmacológico relacionado con el alcohol: se trata simplemente de una deformación psicológica, o más concretamente, de un efecto placebo.

La belleza está en los ojos

Con el nombre de «Beauty is in the eye of the beer holder» (la belleza está en los ojos del bebedor de cerveza), el estudio se ha realizado en asociación con las Universidades de París-Descartes, París-VIII, y la Universidad del Estado de Ohio, y debe ser publicado en el reconocido British Journal of Psychology.

Hombre con copa de vinoEn un primer momento, 19 consumidores fueron a un bar de Grenoble y fueron invitados a inscribir en una escala del 1 al 7 hasta qué punto se sentía atractivos, inteligentes, originales y divertidos. Su tasa de alcoholemia fue luego medida a través un alcoholímetro.

Como era de prever, cuanto mayor era la tasa de alcoholemia que presentaban estas personas, éstas se sentían mucho más seductoras.

Con o sin alcohol

En un segundo momento, 94 hombres fueron invitados en un laboratorio a probar una bebida para una marca ficticia. A una parte de los participantes se les sirvió una bebida alcohólica, y a otra parte, una bebida sin alcohol, sin que lo supieran.

Así pues, algunas personas ingirieron dosis de alcohol equivalentes a 1 g/l en sangre, mientras que otras pensaban estar bebiendo alcohol, cuando en realidad estaban consumiendo un simple placebo.

Luego fueron sometidas al mismo tipo de evaluación que en la primera parte del experimento. Al final, las personas que creían haber bebido alcohol, se sentían mucho más atractivas. Curiosamente, las que habían bebido alcohol sin saberlo, no se consideraban más seductoras que las demás.