• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La pilosidad de los hombres evoluciona a lo largo de la vida. Y los pelos de la espalda aparecen poco a poco con el tiempo. La mayoría de los hombres van desarrollando una especie de pelusilla. Algunos llegan a tener pelos aislados, y otros ven cómo su espalda se cubre de una gran pilosidad que en sus años más jóvenes no tenían.

Normalmente, los vellos de la espalda aparecen en la zona baja, donde se desarrollan con mayor abundancia. Sin duda se trata de un fallo en la larga evolución de la especie humana. O quizás, se trata de algo para una función específica que todavía no conocemos. Al igual que para las demás partes del cuerpo, el problema principal de estos vellos en la espalda es la cuestión estética.

Hombre desnudo de espaldasEn efecto, muchos hombres parecen desarrollar ciertos complejos al tener pelos en la espalda. Menos por los pelos que crecen en la zona baja de la espalda (en la parte alta de las nalgas), pero más por los pelos que crecen en los omoplatos y en la espalda en cuestión.

Y, contrariamente a lo que ocurre con otras partes del cuerpo, los hombres no dudan a la hora de ponerse en manos de un esteticista para depilarse los vellos de la espalda, sobretodo cuando la pelusilla empieza a tornarse en pelo de color oscuro y más grueso.

Depilación temporal

Para una depilación de los pelos de la espalda, la depilación a la cera caliente o a la cera templada es sin duda la mejor técnica que se puede utilizar. Ésta permite, además de unos resultados duraderos hasta tres semanas, conseguir una piel suave durante este mismo período de tiempo.

La depilación de los pelos de la espalda a base de cera caliente no se puede realizar en casa, salvo que le pidáis a una tercera persona que os ayude. En todo caso, siempre se aconseja acudir a un centro de estética para este tipo de depilación temporal. Por una parte para evitar los riesgos de quemaduras, y por otra porque la zona que se va a depilar es bastante amplia, y más vale ponerse en manos de profesionales.