• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Si has decidido cambiar radicalmente tus hábitos alimenticios y disfrutar de una vida más saludable y dentro de este plan está seguir una dieta balanceada y sin proteína animal, desde Punto Fape compartimos hoy algunos consejos para comenzar una dieta vegana.

A pesar que todos hemos escuchado hablar de las dietas veganas no todos saben cómo comenzar a seguir este tipo de plan alimenticio de forma correcta.

Beneficios de la dieta vegana

Entre los beneficios que ofrecen las dietas veganas como un enfoque distinto hacia los alimentos naturales a base de verduras, granos, semillas, frutas y harinas integrales destacan:

Una dieta vegana incluye los alimentos mencionados anteriormente con excepción de lácteos y todos aquellos derivados de reino animal como mantequilla, huevos, miel, etc.

Cómo comenzar una dieta vegana 1

Después de consultar al médico es importante antes de comenzar una dieta vegana combinar la misma con el ayuno e incluir infusiones de hierbas y especias además de ejercicios con técnicas de meditación y respiración.

La verdadera dieta vegana es un plan equilibrado de alimentación pero también balanceada entre cuerpo y mente, en definitiva un estilo de vida que cambiará nuestras rutinas tanto en el modo de comprar como de consumir productos y alimentos.

Pasos para comenzar una dieta vegana

Lo primero es tener la motivación y el interés suficientes, un deseo genuino para realizar cambios radicales en la dieta alimenticia y en la salud.

Comenzar siempre haciendo una semana de prueba sin comer carne ni sus derivados y solo consumir frutas, verduras, granos y semillas. Esto es importante para observar como trabaja nuestro organismo y ver diferentes parámetros como digestión y energía, además de nuestro estado de ánimo.

Algo interesante es visitar alguna tienda o supermercado naturista pues allí encontraremos infinidad de productos para dietas veganas y esto facilita el trabajo a la hora de hacer las compras de alimentos.

También será necesario leer atentamente las etiquetas y evitar, en el caso de no ser una tienda especializada naturista, para evitar comprar productos con un alto contenido de azúcar, grasas o sal.

Los restaurantes vegetarianos son un excelente opción si comemos fuera de casa, pues se trata de establecimientos especializados con una gran variedad de comidas que se adaptan a los paladares más exigentes.

Tanto en la alacena como en la nevera es conveniente asegurarse de tener distintas opciones de productos naturales tanto para preparar las comidas diarias como para satisfacer esos “antojos” que pueden darse durante el día. Lo ideal es contar con nueces, frutas secas, barras de granola y zumos de fruta naturales.

La cocción de las comidas veganas pueden hacerse a la plancha, a la sartén, al vapor, al horno o hervidas. Lo importante es eliminar las frituras y prestar especial atención a las normas de temperaturas adecuadas como los métodos de refrigeración o congelación de los alimentos.

Cada alimento tiene un tiempo de cocción distinto y por ello en una dieta vegana primero se deben cocinar las verduras más duras, añadir después los vegetales más suaves y por últimos las especias o hierbas, todo un arte a la hora de combinar sabores.

Por último, una dieta vegana debe también combinarse con una rutina de ejercicio físico y meditación. Puede ser caminar, correr, andar en bicicleta, nadar o bien asistir a clases de yoga.