• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En muchos hogares, la televisión se ha convertido en ese sonido de fondo que sustituye las conversaciones familiares. De hecho, para no discutir por quién tiene el mando a distancia, lo habitual es que en las casas, haya más de una televisión. De esta forma, el individualismo también llega al terreo del ocio en casa.

Ver la televisión en familia es un hábito sencillo y positivo ya que además de ser un plan muy económico, es la fórmula perfecta para pasar un rato juntos. Pero además, esta rutina también puede ser muy efectiva para entrenar habilidades muy necesarias en una pareja como la capacidad de negociación para llegar a acuerdos y hacer pactos.

Cuatro consejos para no discutir por el mando a distancia1. En primer lugar, para no discutir por él, cuando la pareja no se ponga de acuerdo en el canal que quiere ver, conviene recordar que existe la posibilidad de grabar en vídeo un programa para verlo en otro momento. De hecho, hoy día también en posible ver algunas series de televisión a través de internet.

2. Aprende a dar prioridad a lo importante. En la mayoría de las ocasiones, lo que de verdad importa no es la programación elegida sino compartir ese momento con tu pareja.

3. Podéis llegar a acuerdos sobre quién decide el programa que se verá dependiendo del día de la semana.

4. Busca otras alternativas de ocio para compartir en pareja en casa. Por ejemplo, jugar a algún juego de mesa, escuchar música o alquilar alguna película de video para programar una sesión de cine en casa. Solo hace falta tener imaginación para buscar otras formas de entretenimiento alternativas a la tele.

También podéis ver juntos los álbumes de fotos de vuestra historia. O simplemente, alargar la sobremesa después de la cena y hablar de cómo ha ido el día.

No pierdas el tiempo discutiendo por el mando a distancia porque tu relación es más importante. Las discusiones familiares también pueden producirse por culpa de la tele.