• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En este período veraniego, a los hombres les gusta llevar un traje de baño para mostrarse, lucirse y tener un estilo diferente para no pasar desapercibidos en la playa.

¿Cómo hacer para cuidar lo mejor posible el traje de baño y poder llevarlo todas las veces como si lo estuvierais estrenando? Veamos algunos consejos que os ayudarán al cuidado de vuestra ropa de baño.

La sal, enemigo perfecto para el color

Cuando os bañáis en el mar con un traje de baño, la sal se pega a la prenda, por eso es primordial, llegando a casa después de un día de baño y sol, enjuagarlo bien con agua clara. Si no es así, corréis el riesgo de que vuestro bañador termine perdiendo su color natural.

Consejos para lavar el traje de baño

Nunca pongáis el traje de baño en la lavadora, sino más bien lavarlo con agua fría y con un jabón suave. A la hora de colgarlo para su secado, no hace falta escurrirlo mucho, puesto que corréis el riego de deformarlo.

La crema solar no protege todo

Tened cuidado con la crema solar. Aplicadla y esperad un poco antes de poneros el traje de baño, puesto que corréis el riesgo de mancharlo.

Ropa-bañoIncluso si os gusta ir a la moda y cambiaros de modelo cada año, también se puede optar por conservarlo, puesto que la situación económica no está para muchos gastos, o simplemente porque os gusta y no queréis desprenderos de él.

En este caso, más vale seguir estos consejos sencillos y marcharos de vacaciones a la playa para bañaros con toda tranquilidad, sin tener miedo de estropear el bañador, y terminar tirándolo una vez que se termine la temporada de verano.

Un traje de baño es una prenda delicada, que además de vista y que ayuda a lucir palmito, requiere ciertos cuidados y atenciones, que si se siguen al pie de la letra puede dar mucho de sí.