• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El traje de baño es el accesorio de moda masculina indispensable para pasar un buen momento en la playa, en la piscina o con ocasión del próximo beach party. Ante todo tiene que ser cómodo, pero también de tendencia, que se adapte bien a vuestra personalidad. Veamos una serie de trucos y consejos para escoger la ropa de baño más adecuada a vosotros.

Son muchas las marcas que lo han comprendido y ofrecen diversas líneas de trajes de baño específicas para hombre, líneas que incorporan cada vez más innovaciones en términos de materiales, confort, cortes y estampados.

El corte «shorty», «boxer», o «surfer», los trajes de baño están en cabeza de la tecnología y del confort. Se aprecia con entusiasmo las texturas agradables al tacto, que sequen rápido gracias los nuevos materiales, y que den libertad de movimientos.

Traje-de-bañoCabe destacar los ribetes en los bolsillos traseros que permiten que el agua se salga de forma discreta, evitando la sensación tan desagradable de tener los bolsillos inflados, la cintura antiirritaciones que garantizan un ajuste impecable, y los cortes que se adaptan bien a las formas del cuerpo.

La elección del traje de baño

Ciertos hombres rechazan ponerse un bañador en la playa. A menos que tengáis un cuerpo de escándalo, no siempre es fácil sentirse a gusto en bañador. Pero hay una serie de trucos ideales para elegir el traje de baño más adecuado, adaptado a vuestra morfología y que al tiempo dan seguridad a la hora de mostrar el cuerpo medio desnudo.

Ciertos hombres tienen la suerte de tener un físico escultural: bonitas proporciones, cuerpo musculoso pero sin exagerar, tipo deportivo, en fin, la perfección. A base de entrenamiento en los gimnasios, de práctica de algún deporte, o por ser un don natural, es el momento de poner vuestras formas viriles en valor.

Olvidaos de los shorts demasiado grandes o anchos, que esconden demasiado o que tienen un talle demasiado alto. La palabra clave en este caso es esta: mostrar los músculos, y concretamente los abdominales. Para aquéllos que se atreven con un boxer sexy, ajustado o un slip más deportivo, es el momento de realzar los glúteos. Si tenéis miedo a equivocaros, lo ideal es elegir un color único, negro o blanco, pero sobrio y sencillo.