• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

A pesar de que el envejecimiento de las manos se da tanto en hombre como en mujeres, el 85% de las demandas de rejuvenecimiento proceden hoy en día de las mujeres, pero la tendencia podría pronto equilibrarse.

El envejecimiento de las manos

Envejeciendo, la piel de las manos se atrofia, se vuelve más fina y las venas se ven por transparencia. Pero sobretodo sufre por culpa de las modificaciones pigmentarias que se traducen en pequeñas manchas marrones sin relieve, pero que no se deben confundir con un melanoma, o cáncer de piel.

Es importante hacer la diferencia entre el melanoma, lo que no siempre es el caso cuando nos dirigimos a un centro de estética donde se trata el rejuvenecimiento de la piel de las manos.

Crioterapia, láser e inyección

Para eliminar las manchas, el método más antiguo utilizado por los dermatólogos es la crioterapia (o tratamiento a través del frío) a través de la aplicación de azote líquido, cuyo riesgo principal es una despigmentación de la piel.

EstéticaLas técnicas que utilizan el láser, y concretamente la foto rejuvenecimiento a través de la luz pulsada, han mejorado sensiblemente la cosa: estas técnicas permiten hacer desaparecer de forma permanente las manchas entre 1 y 3 sesiones al máximo, al tiempo que reestructuran la piel. Cada sesión cuesta de media entre 100 y 150 euros.

Para compensar el fundido de la grasa subcutánea de las manos, los dermatólogos recurren al relleno, es decir a la inyección de ácido hialurónico, una molécula presente en el organismo que actúa un poco como si fuera una esponja.

Inyectado en forma de gel a nivel de la cara, el ácido hialurónico permite colmar las arrugas, mientras que al nivel de las manos, le vuelve a dar su espesor. El ácido se inyecta entre los tendones, y el resultado es absolutamente natural. Lo ideal es no poner demasiado, y el tratamiento completo cuesta entre 350 y 450 euros, para un efecto que dura dos años.