• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La belleza masculina está más en boga que nunca, las marcas desarrollan y diversifican su gama de productos para responder a diversas demandas. Los cuidados para el rostro no están únicamente reservados a las mujeres, existen productos especialmente concebidos para los hombres. Los hombres buscan productos de calidad para responder a cada una de sus necesidades. Hoy presentamos los mejores consejos para tener una piel joven y fresca.

Las lociones limpiadoras

Es esencial tras un día de trabajo utilizar una loción para limpiar el rostro. Esta loción elimina las impurezas acumuladas durante el día y limpia la epidermis. Entre los limpiadores que se venden en el mercado se puede escoger entre un agua micelar, una leche limpiadora, o un aceite limpiador. La elección depende de cada tipo de piel. Para una piel grasa, es preferible utilizar un astringente, porque no contiene ningún agente graso.

No obstante, para una piel seca, es preferible utilizar una crema limpiadora. Este cosmético limpia suavemente y ofrece una hidratación de larga duración. Los aceites limpiadores son ideales para pieles sensibles.

Belleza-masculina

Las cremas de día

Cada piel requiere productos específicos para adaptar el cosmético en función de la epidermis. Los hombres que tienen una piel normal utilizan cremas fluidas y ligeras para hidratar el rostro.

Sin embargo, las personas que presentan una piel grasa utilizan cuidados sin aceite y sin extractos de perfume para no engrasar más la piel.

La piel seca necesita cuidados ricos en agentes nutrientes para reparar el film hidrolipídico. En realidad se busca un cóctel con vitaminas para recuperar una piel suave y relajada.

El antiojeras se debe aplicar todos los días para dar luz a la tez y reducir las bolsas de debajo de los ojos. Este tipo de cosmético aporta una sensación de frescor y consigue difuminar las ojeras. Normalmente, este tipo de productos presenta una textura fina y ligera que se absorbe instantáneamente. Lo ideal es aplicar una crema antiarrugas en cuanto aparecen los primeros signos de la edad sobre el rostro. Para esto existen lociones que tonifican la piel, ayudan a eliminar las arrugas, y reducen los enrojecimientos.

La rutina de belleza del hombre

Para tener una piel sana y sin imperfecciones se aconseja establecer algunas reglas para el mantenimiento correcto de la piel. Algunos productos para el rostro masculino son indispensables para tener una piel luminosa. Siempre conviene escoger cuidados en función de cada tipo de piel, y esto es importante puesto que cada rostro necesita cuidados particulares. Con relación a los productos de belleza para hombre, se debe empezar por utilizar un exfoliante del rostro para limpiar los poros de la piel y retirar las células muertas.

Luego se aplica una mascarilla para el rostro de tela o una mascarilla de crema. Este cuidado cosmético permite hidratar en profundidad la piel del rostro, manteniendo su protección natural.

Consejos para el afeitado

El error principal que comete la mayoría de los hombres es rasurarse en el mal sentido. La mayoría de los hombres se rasuran el sentido inverso del crecimiento del pelo, porque obtienen un afeitado mucho más apurado. Pero de esta manera, la cuchilla suele tocar el folículo piloso debajo de la superficie, provocando una inflamación. Lo mejor es rasurarse en el sentido del pelo. Pasar una vez la cuchilla por cada sección del rostro suele ser suficiente para no tener que afeitar la misma zona varias veces.

La espuma de afeitar

No cabe duda que rasurarse en seco daña la piel, aumenta los riesgos de corte, e igualmente se puede provocar acné y que crezcan vellos enconados. Un poco de espuma de afeitar no es suficiente. El rostro se debe mojar siempre. Una buena alternativa es rasurarse bajo la ducha o justo después. En este momento, los vellos y la piel están más suaves y flexibles, lo que facilita el afeitado.

Una vez que la piel está húmeda y caliente se debe utilizar un gel de afeitar que sea ligero, o una buena crema de afeitar que lubrifique la piel y ablande el pelo. Se debe dejar la espuma sobre la piel durante un minuto, o más tiempo, antes de comenzar el afeitado.