• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Una eterna discusión entre los culturistas es realizar el entrenamiento con pesos libres o máquinas, teniendo de ambos lados argumentos que justifican y fundamentan su elección, para muchos los pesos libres son más baratos y las máquinas además de su alto coste requieren un mantenimiento más frecuente que los pesos libres.

En el caso de equipar un gimnasio con las máquinas tradicionales donde cada una cumple una función específica, además de comprar todo el resto de equipamiento como mancuernas, bancos y barras sería perfecto para que más personas entrenen de forma simultánea pero el coste global es sumamente alto.

Entrenamiento con pesos libres o máquinasPor otra parte, según los defensores del entrenamiento con pesos libres afirman que la mayor parte de las máquinas poseen una limitada adaptabilidad que solo permite hacer uno o dos ejercicios, algo que no ocurre con los pesos libres que permiten el diseño de rutinas de entrenamiento adecuadas a cada actividad y con una mayor especificidad.

Las diferencias de tamaño y talla como también la longitud de las extremidades varían de un atleta a otro y esto dificulta el uso de las máquinas, sobre todo cuando se trata de ejercicios de resistencia variable.

Quienes prefieren los pesos libres afirman que este sistema se adecua a todos los atletas en tanto que las máquinas de resistencia variable intentan, no siempre con resultados alentadores, aplicar la resistencia de manera que pueda acomodarse a las curvas de fuerza.

Asimismo, con los pesos libres se puede realizar una diversidad de ejercicios que comprendan grandes masas musculares mucho más efectivos que los que se realizan con máquinas tradicionales.

Puede afirmarse entonces que los pesos libres tienen sus ventajas en términos de sesiones de entrenamiento eficientes en tiempo, teniendo como algo negativo las limitaciones espaciales que pueden transformarse en algo desventajoso tanto para los pesos libres como para la mayor parte las máquinas

Por último, quienes están del lado de las máquinas dicen que estas son mucho más seguras en contra de varias evidencias que e investigaciones que han detectado que ocurren mayor cantidad de lesiones con las máquinas sobre todo por un mal uso de ellas al no tener en cuenta el modo en que cada entrenamiento debe hacerse.