• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Una alimentación equilibrada debe incluir ciertos alimentos que aporten al organismo nutrientes, vitaminas y fibra, por ello los granos enteros son tan importantes en una dieta balanceada.

Para aprovechar todos los beneficios que aportan los es necesario que los consumas en su estado natural, en realidad es posible molerlos o triturarlos y convertirlos en harina, galletas y otros alimentos como el pan que es base en nuestra alimentación, pero siempre teniendo en cuenta que el producto final contenga la composición nutricional del grano original.

Como dijimos, uno de los alimentos base de la alimentación es el pan y los nutricionistas coinciden en que debemos consumirlo diariamente. Es recomendable optar aquel que contenga granos enteros ya que estudios realizados comprobaron que este tipo de pan ayuda no solo a controlar el peso sino también a mejorar la salud gastrointestinal por su importante aporte de fibra.

Qué es el grano completo

Grano completo

Los granos completos son las semillas de distintos granos tales como el trigo, maíz, centeno, avena, arroz y cebada, que conservan las tres partes que los componen y asegura que el producto final después de ser procesado contiene la misma composición de nutrientes que la semilla original.

Salvado: Es la capa externa del grano que a su vez está compuesta de multicapas que recubren la semilla protegiéndola de la luz solar, agua y algunas enfermedades propias de la planta. Contiene fibra dietética insoluble y soluble, vitaminas del complejo B y oligominerales como el hierro, cobre, zinc y magnesio.

Endospermo: Es la parte media del grano y la que proporciona energía a la semilla para que pueda cumplir su ciclo de vida natural, es rica en almidón y contiene proteínas además de carbohidratos complejos como almidón.

Germen: Es la parte interna del grano, componente menor en el peso del mismo y aporta nutrientes tales como antioxidantes, fitonutrientes, vitaminas del complejo B y E, minerales, proteínas y grasas monoinsaturadas.

Beneficios del grano completo en tu dieta

En la actualidad la mayoría de las personas incluyen muchos alimentos compuestos por cereales, tanto en el desayuno como en la merienda y comidas principales. Sin embargo, la mayoría de esos alimentos son procesados y antes de llegar a tu mesa han sido eliminadas algunas de las propiedades beneficiosas para tu organismo.

Lo dicho no ocurre en la harina integral de grano completo ya que es la única que mantiene endospermo, salvado y germen (tres partes importantes del cereal) conservando así sus propiedades nutricionales.

Estudios nutricionales han demostrado que el consumo regular de cereales integrales de grano completo son beneficiosos para la salud pues gracias a su alto contenido de carbohidratos de absorción lenta y fibra, aportan mayor sensación de saciedad y por lo tanto se recomienda también su consumo en las dietas para adelgazar pues evitan el picoteo entre horas.

Según Rosa Mª Ortega, catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) las dietas “milagro” ayudan a perder peso rápidamente, pero no se pueden soportar en el tiempo. Cualquier dieta, incluyendo las de adelgazamiento, deben ser equilibradas y variadas incluyendo todos los grupos de alimentos reduciendo el consumo de aquellos ricos en grasas, azúcares y harinas refinadas.

Según esta catedrática aumentar la ingesta de fibra diaria es muy saludable y esto se consigue incluyendo alimentos integrales como legumbres, frutas, verduras y cereales de grano completo, haciendo referencia a aquellos que mantienen las tres partes que componen la semilla del cereal: el endospermo, el salvado, y el germen o embrión.

Incluir alimentos a base de grano completo en la dieta aporta a tu organismo fibra para mejorar tu salud gastrointestinal y también antioxidantes en un alto porcentaje, incluso más que algunas frutas y verduras.

Pan de grano completo en la dieta

Sandwich

Puedes incluir grano completo muy fácilmente en tu alimentación diaria y el pan de grano completo es una excelente alternativa además de una opción rica y saludable pues se trata de un producto preparado con harina de granos íntegros que conservan todos sus componentes naturales.

Ten en cuenta que entre pan blanco, que ha perdido gran parte de sus propiedades nutricionales en su elaboración o el pan de grano completo, rico en hidratos de carbono, minerales del cereal, fibra y vitaminas, esta última opción no solo beneficia tu salud sino que puedes utilizarlo en variadas preparaciones culinarias como bocadillos, sándwiches e infinidad de aperitivos.

La evidencia demuestra que cada vez se consume menos pan pero eso no hace que la obesidad sea menor, de ahí que la recomendación de los nutricionistas es incrementar el consumo de pan e incluirlo en la dieta por lo menos dos veces al día y que sea de grano completo.

Asimismo, el pan de grano completo no hace referencia a una marca en especial sino que es la forma más saludable de hacer pan sin dejar de lado ninguna de las partes de la semilla del cereal de trigo.

Beneficios de incluir pan de grano completo en la dieta

Al igual que ocurre con muchos alimentos que pierden gran parte de las vitaminas y fibras después de quitarles la piel los granos de cereales pierde entre las dos y las tres partes que los componen con la consiguiente pérdida de nutrientes.

Consumir pan de harina de grano completo ayuda a disfrutar de una alimentación completa manteniendo todos los nutrientes de los cereales como la fibra del salvado, las vitaminas, minerales que aporta el germen de trigo y las proteínas del endospermo.

Así que la próxima vez que te encuentres frente a un producto como el pan fijate que esté hecho de granos enteros y añádelo a tu dieta diaria ya que hará tu dieta más completa y nutritiva sin aportar gran cantidad de calorías.