• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La revolución tecnológica continua a buen paso, esta vez vamos hablar de un dispositivo para xbox llamado Kinect, que tiene la capacidad de poder reconocer tus gestos y movimientos, incluso escucharte. Con esto, tenemos a nuestra disposición un montón de juegos para poder disfrutar en casa como un verdadero niño. También nos permite, gracias a internet, poder chatear con amigos y familiares, competir en linea, y un montón más de opciones.

La idea principal se basa en no tener mando en la mano, y por ello, dar total libertad al usuario para hacer lo que quiera. De esta forma podremos transformar rápidamente nuestra casa en cualquiera de los escenarios que podemos encontrar en una larga lista de juegos adaptados para la Kinect.

  • Kinectimals: Con él puedes hacerte amigo de un buen grupo de animales del zoo, por ello, es muy recomendable para familias y niños pequeños. Se acabó el tener que ir al zoo para tener un tigre, literalmente, encima.
  • Your Shape: Uno relacionado con el deporte. Puedes escoger a un entrenador personal, que te ayudará a quemar calorías a velocidades de escándalo.
  • Jugar en casa con Kinect 1Kinect Joy Ride. ¿Que tal poder jugar sin controles ni mandos a un juego de coches? Con este título tendrás la oportunidad de hacerlo.
  • Kinect Sports. Quizá uno de los más interesantes. Puedes convertir tu casa en un estado de fútbol o una pista de basquet, incluso en un cuadrilátero de boxeo, y así, patear, pelearte y jugar hasta caer reventado.
  • Kinect Adventures: Velocidad y vértigo, esa es la combinación explosiva. Por montañas rocosas, el espacio sideral. Pon tus nervios al máximo con este juego.
  • Dance Central: Si eres de los que se avergüenza de ir a bailar por las pistas de baile, aquí tienes una opción para ir practicando en casa, y con la posibilidad de poner a bailar a toda tu familia ante la televisión.

Como vemos, hay una gran variedad de títulos diferentes, y muy variados, todos ellos tienen en común la jugabilidad, y ante todo, el no tener que utilizar ni mandos y cables para interactuar. Todo gracias al sensor de Kinect