• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Un arma de tipo flexible y una de las menos conocidas del Kung Fu, la cadena de nueve secciones fue evolucionando a través del tiempo teniendo su origen en los dardos utilizados antiguamente por los guerreros en el campo de batalla.

Se trata de un arma que fue desarrollándose en cuanto a mayor sofisticación y también en el uso de sus técnicas surgiendo nuevas para un mejor y más conveniente manejo.

Kung Fu y la cadena de nueve seccionesEl Kung Fu cuenta con una gran variedad de armas de todo tipo, todas ellas creadas para la defensa y diseñadas a partir de elementos simples convirtiéndose en instrumentos letales y peligrosos.

El uso de ésta y otras armas flexibles era versátil en el pasado, ya que se adaptaban a las circunstancias ante el ataque de guerreros también armados y surgen para cubrir una necesidad que era la de atacar a una distancia larga con instrumentos de poco peso, pero que a su vez tuvieran velocidad y potencia, como la Cadena de nueve secciones que permitía atacar a los oponentes aún cuando éstos usasen escudos.

Este tipo de instrumento flexible puede atrapar las armas del contrincante tales como lanzas, palos o espadas siendo una buena técnica para desarmar con facilidad al enemigo

Su nombre deriva a que está hecha de metal y repartida en nueve trozos que se unen por lo general por medio de tres eslabones, teniendo en uno de los extremos una agarradera metálica y en el otro una punta de metal más pesada que es la encargada de permitir la velocidad que hace girar la cadena.

Tanto para el ataque como para la defensa permitiendo además ser utilizada a larga distancia para desarmar al oponente o a corta para inmovilizarlo y tener la posibilidad de aplicar técnica de puños o pies al mismo tiempo.

Por lo general las técnicas con la cadena de nueve secciones son mayormente de tipo circular aprovechando la velocidad que gana gracias al movimiento y de allí que es bastante difícil interceptar un ataque.

De entrenamiento complejo esta arma casi no se utiliza hoy en la mayoría de los centros de enseñanza Kung Fu a pesar de haber sido en el pasado muy efectiva como arma de combate.