• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El cinturón es el complemento indispensable que hace la conexión necesaria entre el look de la parte inferior y de la parte superior del cuerpo. No cabe duda de que ya ha llegado la hora de prestarle la atención necesaria a esta parte que puede destruir por completo vuestro estilo si no se elige el modelo correcto.

Estilo étnico

El cinturón permite actualizar y consolidar el estilo. Este estilo de cinturón está hecho para dejarse llevar. Innovación y atrevimiento en este caso van de la mano. El modelo trenzado o estampado será la pieza perfecta para este look «exótico».

ComplementosPara conjugar este tipo de cinturón, lo ideal es escoger unos jeans. Con estos pantalones, el cinturón con motivos aztecas y de colores o e cuero marrón trenzado es el que mejor se adapta. Con una camisa agua verde (hay que preservar el lado natural), haremos que el cinturón destaque en su justa medida.

En cuanto a los complementos, si os gusta el mundo azteca en todo su conjunto, lo ideal es combinarlo con una mochila de color rojo. También se puede escoger la sobriedad de un bolso de cuero envejecido de color beige. A cada cual según sus propios gustos. En cuanto a los zapatos, unos náuticos de color marrón claro irá muy bien con un look étnico.

Un estilo rebuscado

Un estilo rebuscado no significa un estilo complicado. Vamos a jugar con los detalles, el diseño y sobretodo con lo que no suele llevar el resto de la gente.

Para ello, os proponemos un cinturón sin hebilla, sino con anillos para cerrarlo. Este modelo no se suele llevar mucho, y sin embargo es muy vistoso. Jean o chino, ambos pantalones combinan bien con este tipo de cinturón. Pero si os decantáis por un cinturón negro, el pantalón, por su parte, debería ser de un tono más claro.

Con un cinturón marrón, haremos lo contrario. Y en todo caso, para los dos modelos, lo ideal es llevar una camiseta blanca. De esta forma conservamos el estilo rebuscado, pero también depurado.

No se deben llevar estampados, salvo en el fular. Para los más sobrios, un pañuelo con motivos más clásicos será el complemento más adecuado.