• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La depilación de los testículos es algo muy extendido entre los hombres. Contrariamente a la idea recibida, los hombres quieren tener un pubis liso y sin vello. Existen muchas técnicas que permiten alcanzar este objetivo.

El rasurado de los testículos

El rasurado suele ser el método más utilizado para retirar el vello a nivel de los testículos. Los vellos que crecen en esta zona suelen ser bastante duros y gruesos. Un rasurado frecuente conlleva un crecimiento bastante rápido. Se puede aplicar una espuma de afeitar y realizar la operación con una maquinilla desechable, pero hay que tener cuidado con los cortes, puesto que la piel de los testículos suele ser muy fina y delicada.

La depilación con crema depilatoria

Algunos hombres utilizan la crema depilatoria para retirar los vellos y tener unos testículos suaves, sobre todo antes de un encuentro sexual. Este método suele ser Hombre desnudo sentadobastante eficaz. El crecimiento es parecido al del rasurado. Los riesgos, sin embargo son más elevados, porque la piel de los testículos es muy fina y existen muchas posibilidades de que las substancias químicas penetren en el interior del organismo.

La depilación con láser

La depilación de los testículos con láser no es posible. La piel es muy fina a nivel de esta zona y se suele correr un alto riesgo si se opta por una depilación definitiva de los testículos.

La depilación con luz pulsada

Al igual que para el láser, el uso de la luz pulsada no es posible para retirar el vello de los testículos. Aunque técnicamente sea realizable, todos los especialistas evitan hacerla en esta parte del cuerpo, incluso si los pacientes la solicitan, ya que los riesgos que se corren pueden ser importantes.

La depilación a la cera

Se pueden depilar los testículos con cera caliente o fría. Algunos hombres desean tener una piel suave en esta parte del pubis, utilizando la cera fría. También se pueden provocar pequeñas hemorragias, si la piel es más frágil de lo normal. Cada hombre debe valorar si tiene una piel que pueda soportar este tipo de abrasión.