• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La melanina es el pigmento responsable de la coloración de la piel, del pelo, y de los ojos del hombre. Producida por células llamadas melanocitos, definen el color de la piel, de los ojos, y del cabellos en función de la raza a la que pertenezcamos.

Pero también nos protege del efecto nefasto de ciertos rayos ultravioletas del sol (UVB), absorbiendo los rayos dañinos, y restituyéndolos en forma de energía, y el resultado es el bronceado de la piel.

Las manchas de melanina o hipermelanosis aparecen cuando el cuerpo humano produce demasiada melanina y que ésta se concentra en la capa superficial de la piel en forma de pequeñas manchas marrones dispersas, o reagrupadas en tres o cuatro. Estas manchas se localizan generalmente en la cara, el cuello, las piernas, las manos…, o en todas las partes del cuerpo que suelen verse más expuestas al sol.

Manchas marrones causadas por el sol

Lo que conviene conocer es que la exposición frecuente y prolongada al sol provoca un envejecimiento cutáneo prematuro. Esta sobreexposición provoca daños irreparables a Las manchas de melanina en la piel 1nivel de las células responsables de la elasticidad, la coloración y la rehidratación de las capas superficiales y profundas de la piel. La piel se vuelve seca, sin tono, y se cubre de manchas marrones.

Manchas marrones causadas por la edad

La edad influye igualmente sobre la aparición de estas manchas marrones de melanina (lentigo senil). La disminución de las tasas de hormonas conlleva una degeneración de las células en el hombre, de ahí los famosos melanocitos que sobreproduce la melanina, responsables de las manchas de vejez, visibles en la cara, los hombros, y las manos a partir de los cuarenta, e incluso antes.

Los productos cosméticos suelen ayudar a atenuar estas manchas, retrasar su aparición, o incluso eliminarlas, si el tratamiento implica otro tipo de técnica como el láser. Pero de esto hablaremos más extensamente en otro momento.