• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Como en la práctica de la mayoría de los deportes de contacto las lesiones en las artes marciales se producen en huesos, músculos o articulaciones, siendo las más recurrentes las fracturas de huesos y los esguinces.

A pesar que existen accesorios de protección que resguardan ciertas zonas más sensible del cuerpo la práctica de artes marciales suele mostrar reiteradas lesiones en los dedos de las manos y muñecas generadas por la fuerza que los deportistas aplican al dar los golpes.

Lesiones en las artes marciales y formas de prevenirlas 1

Lesiones mas frecuentes en las artes marciales

Existe una amplia gama de lesiones frecuentes en la práctica de artes marciales, dependiendo de la forma particular de cada una de ellas. Así, en las artes marciales de contacto suelen ser las más frecuentes:

Contusiones musculares

Los síntomas de una contusión muscular pueden ser inflamación, impotencia funcional, dolor y coloración de la piel. Existiendo una etapa inflamatoria y otra fase proliferativa, siendo importante diagnosticar la fase en que se encuentra la lesión para actuar en consecuencia y comenzar el tratamiento.

Cabeza, ojos, oídos o nariz

Debido a los golpes y los jalones pueden darse lesiones como cortaduras o laceraciones, que son lesiones menos serias. Pero existen también otras lesiones más graves como fracturas de cara, cráneo o de nariz, además de lesiones en boca, dientes y ojos.

Extremidades

Algunas lesiones se dan en las extremidades e incluyen cortes, contusiones, esguinces y torceduras. Lesiones que pueden minimizarse con una buena supervisión y el uso de técnicas adecuadas.

Conmoción cerebral

Este tipo de lesión en la práctica de algunas artes marciales puede ser causada por un golpe directo a la cabeza, algo que se da en disciplinas como el kick-boxing a pesar que se trata de conmociones menores.

Consecuencias más comunes de las lesiones en las artes marciales

Entre las consecuencias más comunes de las lesiones en las artes marciales destaca el tener que pasar un tiempo sin practicar la disciplina. Todo depende de la magnitud de la lesión, algo desagradable para el deportista que está acostumbrado a realizar un entrenamiento periódico.

Prevención de las lesiones en artes marciales

Para minimizar la posibilidad de sufrir una lesión mientras se practica un arte marcial es importante hacer un adecuado calentamiento antes de comenzar una sesión. Esto permite que la musculatura se prepare para la carga que tendrá que soportar, pero también que las articulaciones puedan lubribarse para realizar los movimientos.

Lo ideal es hacer una sesión de calentamiento que incluya trote y un movimiento circular de todas las articulaciones del cuerpo incluyendo tobillos, rodillas, cadera, hombros, codos, muñecas y cuello.

Especialistas en artes marciales recomiendan también hacer después de unos minutos de calentamiento unos rounds de sombra sin sobre exigirse o sea nada de hacer movimientos bruscos o patadas muy altas. Lo ideal es que se realice un ejercicio fluido y que progresivamente se aumente la intensidad de los movimientos.

Asimismo, es importante el riesgo que cada arte marcial presenta y después seleccionar el estilo que se quiera aprender, pero además entrenar y practicar la actividad siempre bajo la supervición de un profesor con bastante experiencia.

También se recomienda hacer una buena rutina de enfriamiento al terminar cada sesión, utilizando siempre un equipo protector adecuado al arte marcial que se practica como por ejemplo protector bucal, de pecho y guantes.