• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

No hay nada tan sencillo para mantener la línea que esto: levantarse temprano para beneficiarse de un poco de luz matinal, así es como lo demuestra un estudio aparecido en los Estados Unidos.

Levantarse temprano ayuda a mantener la línea

Este estudio, que se realizó a través de un muestreo limitado a 54 voluntarios, demuestra que los más delgados no hacían más ejercicios o no comían mejor que el resto. Solamente estaban expuestos temprano a la luz natural del día. Los resultado de este estudio están publicados en la revista americana Plos One.

Una influencia sobre el índice de masa corporal

«Cuanto más temprano, es esta exposición a la luz del día, menor es el índice de masa corporal en las personas», ha descubierto Kathryn Reid, profesora de neurología en la escuela de medicina de la Northwestern University Feinberg, coautora de este estudio.

Los participantes tenían unos 30 años de edad de media. Llevaban un aparato en la muñeca que medía la exposición a la luz y los ciclos de sueño. También tenían que anotar todo lo que comían durante los siete días que duraba el estudio.

Perder-PesoLa exposición a la luz por la mañana tuvo una influencia sobre el índice de masa corporal (IMC) en los pacientes, y poco importa su nivel de actividad física, su aporte calórico, su tiempo de sueño o su edad. Según los resultados de este estudio, la luz matinal interviene en un 20% en el IMC.

De 20 a 30 minutos son suficientes

«La luz es el agente más importante para ajustar el reloj interno que regula el ritmo circadiano (que tiene una oscilación de unas 24 horas), y que a su vez regula la balanza energética», añade Phyllis Zee, otra coautora del estudio.

«La conclusión es que se debería intentar tener más luz entre las 8 de la mañana y mediodía». De 20 a 30 minutos solamente puede tener un efecto positivo suficiente sobre el IMC, concluye el estudio.