• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Este limpiador eléctrico de puntos negros puede ayudar a presentar una piel mucho más tersa y bonita. Contra los puntos negros, todos conocíamos la existencia de parches de todo tipo. Pero el limpiador eléctrico Goodsky parece ser la mejor solución actual del mercado para desprenderse de esos molestos puntos negros que aparecen en el rostro.

Todos conocemos el método del pañuelo y de los dedos para extraer los puntos negros, aunque es poco práctico, no siempre eficaz, y algo traumatizante para la piel. Los parches son más cómodos, pero están todavía lejos de haber probado su eficacia. Así pues, hoy nos interesamos por el limpiador eléctrico multifunción Goodsky que promete hacer desaparecer los incómodos puntos negros de forma muy eficaz y muy rápida. Además, cuida de toda la piel.

¿Qué es un limpiador eléctrico?

Se trata de retirar los puntos negros porque son poco estéticos, pero sobre todo para evitar que se dilaten los poros de la piel y se desarrolle el acné. El extractor de puntos negros Goodsky es bastante pequeño y recargable a través de un cable micro USB. Un pequeño interruptor permite ponerlo en marcha.

Basta con pulsar una vez para una aspiración débil, una segunda vez para una posición media, y una tercera vez para una potencia mucho más fuerte.

Higiene-piel

Una cuarta posición es posible puesto que permite pasar a modo luz azul antibacteriana para los cuidados de la piel. También se ofrece con 5 cabezales: uno para la luz azul y los cuidados de la piel, otro para los cuidados cotidianos, otro cabezal con una pequeña piedra pómez para la exfoliación, y dos cabezales más para eliminar los puntos negros.

La eficacia del limpiador eléctrico

Hay que comenzar por dilatar los poros colocando una toalla empapada en agua muy caliente sobre la piel durante al menos 2 minutos. Se seca muy bien para que la piel no esté húmeda.

Con la posición menos fuerte, el limpiador Goodsky aspira bastante fuerte. Hay que tener cuidado para no permanecer más de un segundo en el mismo lugar, puesto que pueden aparecer enrojecimientos sobre la piel. La segunda y tercera posición son muy eficaces efectuando un ligero deslizamiento sobre la piel. Realmente los puntos negros desaparecen.

En 2 minutos se pueden obtener los mismos resultados que con un parche colocado durante 20 minutos, que además es difícil de retirar posteriormente. Además, los parches son de uso único.

El Goodsky se vende por unos 30 € y basta con limpiarlo para volverlo a utilizar una segunda vez, lo que supone un ahorro notable a largo plazo. Como último consejo, conviene no utilizarlo más de una o dos veces por semana como máximo, para evitar una excesiva dilatación de los poros de la piel.

Ciertamente, este gadget de belleza parece realmente milagroso. El prospecto lo deja bien claro, se trata de aspirar de una sola vez las impurezas y el sebo que obstruyen los poros de la piel, creando los famosos puntos negros.

Para limpiar los poros de vez en cuando, es un instrumento genial, práctico y eficaz. No obstante, volvemos a recordar que su uso debe ser puntual.

Un uso puntual y razonable del extractor de puntos negros es algo totalmente posible en cualquier persona que requiera un tratamiento específico de la piel. Pero si se quiere combatir un problema de puntos negros recurrentes, la mejor forma de vaciar y cerrar los poros es la de someterse a un tratamiento profesional.

Existen procedimientos a base de calor para abrir y limpiar bien los poros sin riesgos, concretamente gracias al láser, y a un peeling que ayuda a eliminar las células muertas y favorece la renovación de la piel.