• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Independientemente de ser mujer o hombre, nadie está protegido de las impurezas y de las agresiones externas que pueden manchar el rostro. Además, todo el mundo pretende presentar lo mejor de sí mismo, y no solamente para atraer las miradas de los demás, sino igualmente por una cuestión de salud y por sentirse bien con uno mismo.

Desde siempre los hombres han dejado de lado el cuidado de la piel del rostro. Veamos algunos de los mejores consejos y trucos de belleza para el cuidado de la piel que igualmente encontramos en una guía de compras de belleza en América Latina.

Limpieza diaria

Como todas las partes del cuerpo, el rostro necesita estar limpio. Por tanto es muy importante hacerlo con frecuencia, al menos cada día, para evitar que aparezcan cierto tipo de imperfecciones.

Los excesos de sebo acumulados por la noche deben retirarse por la mañana. Existen limpiadores adaptados para cada tipo de piel. Habitualmente se aconseja utilizar una crema de día Bio, muy eficaz, que seca rápidamente los posibles granos, y que además huele bien.

Cuidados de la piel

Frecuente hidratación

El rostro necesita ser hidratado con frecuencia, sobre todo si la piel es seca. Este cuidado permite igualmente suavizar la piel y regenerarla. El resultado es una piel del rostro purificada de las células muertas, por tanto que presenta un aspecto liso y luminoso.

Un cuidado hidratante garantiza además la protección de las pieles sensibles e impide que las pieles grasas brillen demasiado por un exceso de sebo. Tampoco conviene olvidar que la circulación del rostro se debe estimular de vez en cuando si se desea presentar un rostro radiante de forma permanente.

Entre los cuidados hidratantes están las cremas antiedad que permiten limpiar la piel en profundidad y combatir las arrugas a partir del momento en que se siente la necesidad. Normalmente, este proceso debe comenzar a partir de los 30 años.

Espuma o gel de rasurado en función de la barba

Se trata de efectuar una limpieza refrescante rápida por la mañana, o pasar incluso directamente a la mousse o espuma de afeitado con activos limpiadores. Esta espuma protege la piel contra las irritaciones de la cuchilla para un afeitado suave. Si se desea dar cierto estilo a la barba, lo ideal es utilizar un gel de afeitado. Gracias a su textura transparente, ofrece una gran precisión en el rasurado. Igualmente previene la tirantez y el dolor relacionado con el paso de la cuchilla de afeitar.

Exfoliación y mascarilla

A todas estas aplicaciones se añade el exfoliante que afina el resultado y ofrece un estado de la piel impecable para todo el día. Se trata ahora de pasar a la acción y en menos de una semana, se pueden ver los resultados.

Limpieza en profundidad de la piel

Una o dos veces a la semana, conviene aplicar un exfoliante profundo, siempre después o en vez de usar el gel limpiador. El exfoliante afina la piel, la desprende suavemente de las células muertas que la alteran, y facilita la penetración de la crema.

Después se aplica una mascarilla para que absorba el exceso de sebo, y nutra e hidrate la piel. La piel estará más suave y más sana.

Una o dos veces por semana, conviene aplicar un exfoliante profundo. Este elimina todo tipo de impurezas, el exceso de sebo, las células muertas, dando un aspecto mucho más juvenil y mayor vitalidad a la piel.

Una mascarilla revitalizante es necesaria puesto que purifica y nutre la piel para ofrecerle un aspecto liso y mucho más luminoso. Los cuidados antiedad ofrecen mejores resultados después del uso de la mascarilla.