• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura

Citius, altiusfortiusSi eres un entusiasta del deporte, seguro que ya tienes marcada en tu calendario la celebración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Este evento tendrá lugar del 5 al 21 de agosto de 2016 y en él se espera la participación de 10.500 atletas pertenecientes a 206 comités olímpicos nacionales. En cualquier caso, más allá de la competición en sí misma –que acoge 306 pruebas distribuidas en 28 deportes distintos–, este evento promueve valores como la superación personal y ofrece también la posibilidad de conocer otros países y culturas a través de sus deportistas.

Desde su puesta en marcha en 1896, las Olimpiadas modernas constituyen uno de los principales acontecimientos deportivos de la sociedad contemporánea y, como tal, despiertan la pasión de millones de personas. Obviamente, la mayoría no puede desplazarse hasta el país en el que se celebran los Juegos, pero sí puede verlo desde su casa, formando una gigantesca y entregada audiencia internacional.

Anillas Olímpicas

Tal y como sucede con otros grandes acontecimientos deportivos, como los Mundiales de Fútbol o la Superbowl, hay favoritos, y son muchos los aficionados que deciden hacer más emocionante el visionado de las distintas competiciones apostando por ciertos equipos o atletas. Para facilitar este proceso, algunas compañías ponen en marcha apuestas online sobre los resultados de las categorías olímpicas más populares. Por ejemplo, en la página web de Betsson se ofrece la posibilidad de apostar en las pruebas de fútbol, baloncesto, tenis y atletismo.

Precisamente, son las pruebas de atletismo, junto con las de natación y gimnasia, la modalidad estrella de los Juegos Olímpicos; siendo esas tres las que acaparan todas las miradas y sus medallas son las que más repercusión tienen en los medios. Sin embargo, existen otros deportes olímpicos que reciben mucha menos atención y cuya naturaleza y organización resultan cuanto menos sorprendentes. Por eso hoy hacemos un repaso por los deportes más desconocidos y sorprendentes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Mascotas Olímpicas 2016

Pentatlón Moderno

A pesar de tratarse de una de las categorías olímpicas menos conocidas, el Pentatlón moderno es una competición muy completa y tremendamente exigente, pues incluye pruebas tan distintas como esgrima, natación, equitación y una combinación de carrera y tiro. ¡Y todo en un mismo día! Vamos que además de ser experto y habilidoso en todos esos campos, también se requiere una fortaleza física y mental casi sobrehumana.

El origen de esta modalidad deportiva se remonta a los Juegos Olímpicos primigenios, aunque en la Antigua Grecia estaba formado por pruebas de lanzamiento de jabalina, carrera, salto de longitud, lanzamiento de disco y lucha.  El pentatlón clásico constituía el punto álgido de las Olimpiadas y a quién lo ganaba se le consideraba como “Vencedor de los Juegos”. Esta modalidad solamente permitía la participación masculina hasta los Juegos de Sídney 2000, cuando se introdujo también la competición de mujeres.

pentatlon

Adiestramiento Ecuestre

Sin duda, el adiestramiento ecuestre es una de las modalidades más sorprendentes de los Juegos Olímpicos, ya que sus características la sitúan a años luz de deportes como el rugby o el balonmano. Pero, aunque a primera vista no parece generar los torrentes de adrenalina y tensión de otras categorías, el adiestramiento cuenta con una buena legión de seguidores, en su mayoría, grandes aficionados al mundo ecuestre.

Esta competición se basa fundamentalmente en medir la compenetración de jinete y caballo a la hora de ejecutar posturas y movimientos concretos. Es decir, no se trata de realizar carreras o saltos, disciplinas que cuentan con su modalidad propia dentro de las Olimpiadas, sino de evaluar la relación de orden y respuesta entre humano y animal.

Durante la competición el jinete-que para reforzar lo señorial de la prueba lleva chistera- no puede realizar ningún tipo de sonido y debe limitar los movimientos de su montura a un rectángulo llano de 60 x 20 metros. La elegancia y armonía en la ejecución del caballo son los factores más valorados, ya que se consideran sinónimo de disciplina.

Adiestramiento ecuestre

Tiro

El tiro deportivo fue fervientemente promovido por el Barón de Coubertin, fundador de los Juegos de la Era Moderna y campeón francés de pistola. Por ello, aunque mucha gente desconoce siquiera su existencia, se trata de una prueba que ya estuvo presente en la primera edición de la competición, celebrada en Atenas en 1896.

Dentro de esta categoría se incluyen tres pruebas distintas con tres tipos de arma: carabina, pistola y rifle. Así, cada apartado cuenta con reglas distintas tanto en la posición de disparo (de pie, de rodillas o tumbados en el suelo), como en el tipo de blanco, el tiempo permitido para disparar o la distancia a la que deben situarse.

Tiro olimpico

Lucha Grecorromana

Como su propio nombre indica, la lucha Grecorromana hunde sus raíces en los combates cuerpo a cuerpo que se celebraban en el mundo clásico.  Sin embargo, la modalidad tal y como la conocemos hoy en día, surgió en la Francia del siglo XIX y, en concreto, en el ejército de Napoleón cuyas tropas usaban estas técnicas a modo de entrenamiento.

Esta disciplina –que no debe confundirse con la lucha libre- busca inmovilizar al adversario en el suelo valiéndose únicamente de los brazos y el tronco. Debido a sospechas de fraude y amañamiento de combates, la lucha grecorromana perdió bastante prestigio desde finales del siglo XIX y hasta principios del XX, aunque fue rescatada para las Olimpiadas de 1908. Existen seis categorías de combate divididas por peso –desde los 59 a los 130kg– y únicamente se celebra la modalidad masculina.

Lucha grecorromana

¿Conocías alguna de estas disciplinas deportivas? ¿Qué competiciones sueles seguir con más interés durante los Juegos Olímpicos?