• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

¿Tenéis ganas de esculpir una bonita silueta? Conviene pues realizar 5 ejercicios de aquagym, sencillos y eficaces, para reafirmar cada parte del cuerpo. Al cabo de un mes, la diferencia es más que evidente.

Para disfrutar de todos los beneficios de esta selección de ejercicios, conviene estar a una profundidad suficiente dentro del agua, el agua debe llegar aproximadamente al nivel de los hombros.

La marcha rápida

Para comenzar, se debe realizar un ejercicio sencillo pero eficaz para reafirmar la parte inferior del cuerpo. En el agua, se trata de realizar una marcha rápida, un pie por delante del otro a lo largo de varios metros. Luego se vuelve hacia atrás, caminando rápido igualmente. Esto conviene hacerlo durante 2 minutos. Después, si esta prueba no es demasiado difícil, se puede volver a comenzar, pero esta vez corriendo.

Ejercicios Aquagym

Trabajar los glúteos y los muslos

De pie en el agua, se realiza un movimiento de balanceo con una pierna, manteniendo la espalda bien recta, las manos colocadas sobre las caderas. Se trata de hacer movimientos de vaivén con la pierna bien estirada, hasta el ángulo recto. La fuerza que debe operar para desplazarse en el agua es para que se trabajen los músculos. El ejercicio se repite 30 veces, y luego se cambia de pierna.

Reforzar la espalda

De pie, el cuerpo ligeramente inclinado hacia adelante, se expulsa el agua con los brazos, realizando pequeños movimientos de vaivén, como si se nadara a braza, pero los brazos más extendidos. Se expulsa el agua detrás de vosotros. Luego, se sacan los brazos del agua, se pasan por encima de la cabeza, rozando las orejas, y se vuelven a colocar delante de vosotros. Se debe realizar un movimiento circular completo. Este ejercicio conviene repetirlo 40 veces.

Trabajo con plancha

Para este ejercicio, se necesita una tabla flotante. La espalda recta, se flexionan ligeramente las piernas. Se mantiene la plancha enfrente de vosotros, colocando una mano de cada lado, y los brazos extendidos. Después, se acerca la plancha hacia vosotros, hasta llegar al pecho. Luego se vuelve a empujar de nuevo por delante. El ejercicio se repite varias veces, trayendo y empujando varias veces la plancha. En cada movimiento, se debe empujar el agua con la plancha, lo que hace trabajar intensamente los músculos de los brazos. Los hombros se mantienen bajos y descontraídos durante el ejercicio. Esta actividad se repite al menos 40 veces, logrando buenos resultados en poco tiempo.

Macarrón flotante

Para reafirmar la cintura, conviene realizar un movimiento muy específico para el que es necesario utilizar un macarrón flotante. Se coloca el macarrón en la espalda a nivel de los hombros, y se extienden los dos brazos por encima, en la horizontal. De esta forma se consigue flotar. Se levantan las dos piernas, paralelas y extendidas, de un lado del cuerpo, y nos inclinamos. Se trata de hacer pequeños batidos con las piernas para desplazarse, durante varios metros. Después se realiza en el otro sentido. Esta actividad es un excelente ejercicio para la espalda, para estirarse, y alargar la silueta.