• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Darse gusto con una ducha a temperatura media es algo bueno… pero todavía es mucho mejor si el agua está realmente fría. Los especialistas de la salud no dejan de elogiar los beneficios ocasionales de una ducha fría. Sin embargo, algunos parecen opinar de forma diferente en cuanto a la temperatura ideal.

Las virtudes de la ducha fría

Los beneficios de la ducha fría son bien conocidos. El choque térmico de un agua entre 15º y 20ºC y un cuerpo teóricamente a 37,5º es en efecto beneficioso para el organismo humano y para la piel.

Reforzando primeramente las defensas inmunitarias del organismo, la ducha con agua bastante fría es un tónico que previene la aparición de enfermedades como la gripe, los Ducharesfriados estacionales, e incluso ciertos tipos de cáncer, según los especialistas. También es un fenómeno que ayuda a estrechar las arterias y las venas para reforzar el sistema cardiovascular y mejorar la circulación sanguínea.

Otros especialistas ven además una serie de beneficios para la piel y la calidad del pelo, o incluso para combatir el exceso de peso. Algunos llegan a afirmar que la ducha fría favorece la producción de hormonas de fertilidad en los hombres.

Cuidado con los traumatismos

Incluso si los efectos de la ducha fría sobre el cuerpo no es necesario que se demuestren, ciertos médicos piensan que no conviene exagerar tomando sistemáticamente una ducha fría.

Si bien esta práctica puede resultar muy indicada en verano, cuando la temperatura exterior es alta, en invierno, una ducha a temperatura inferior en algunos grados a la del cuerpo sigue siendo muy beneficiosa. En realidad resultaría completamente estúpido someter al cuerpo y al cerebro a un traumatismo repetido, haciéndose daño inútilmente.

La ducha de agua fría, no cabe duda de que presenta muchos beneficios para la salud del organismo en general. No obstante, conviene saber que también se pueden dar una serie de inconvenientes si el cuerpo sufre algún tipo de golpe hipodérmico. Por eso conviene tomar ciertas precauciones antes de meterse debajo del agua.