• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Hoy pretendemos focalizar nuestra atención en un ejercicio absolutamente particular, los dips. La base de este ejercicio consiste en mantenerse en suspensión sobre el punto de apoyo específico de este ejercicio, y únicamente con los brazos para proceder después a una serie de repeticiones de movimiento que consiste en bajar y después remontar el conjunto del cuerpo.

Se trata por tanto de un ejercicio con el peso del cuerpo, interesante pero difícil, y sobre todo que debe estar bien planificado para trabajar los músculos correctos. En realidad existen dos formas de ejercicio para los dips, y que no se deben confundir.

Los dips de pectorales

La diferencia está en la posición de partida. Para un ejercicio de dips que permita trabajar los pectorales, la parte inferior concretamente, conviene seguir los consejos siguientes para colocarse en posición de partida:

Pectorales

  • Colocar las manos sobre las barras paralelas mientras todavía se tienen los pies sobre el suelo.
  • Propulsión en suspensión, brazos extendidos por encima de las barras paralelas. En esta postura, se consigue la alineación inicial.
  • La cabeza mira ligeramente hacia el suelo. Cuidado que no debe estar completamente pegada hacia abajo. Localiza un punto situado por ejemplo en el pie del banco de los dips.
  • Lo más importante es plegar las rodillas y las piernas hacia atrás y cruzar los pies. Esta posición permite mantener una forma de columpio que logra mantenerse inclinado hacia adelante y por tanto focalizar el ejercicio exclusivamente sobre los pectorales

Una vez en posición, se puede empezar el ejercicio: se baja el cuerpo manteniendo los codos y los brazos lejos del cuerpo, es decir los codos hacia el exterior. Se baja en un movimiento lento y controlado. Se expira durante la bajada. Cuando la parte trasera del brazo está en paralelo con el suelo, se puede remontar inspirando, sin marcar pausas, en un movimiento lento y controlado.

Igualmente, una vez en la posición de partida, no se marca tiempo de pausa, y se continúa hasta el final de la serie, manteniendo bien los pies cruzados hacia atrás. Entonces se siente que los pectorales están trabajando.

Si hay alguna dificultad a la hora de realizar el ejercicio, podemos ayudarnos con un contrapeso. Finalmente, cuando se alcanza un buen nivel, se puede hacer el ejercicio con peso en el cinturón, o incorporando pesos suplementarios.

Los dips de tríceps

La otra forma de hacer los dips es realizando la variante que permite trabajar los tríceps. El gran matiz es que aquí, para mantener la acción únicamente sobre los tríceps, conviene evitar al máximo el efecto columpio y mantener el cuerpo lo más recto posible a lo largo del movimiento. Estas son las etapas para colocarse en posición:

  • Colocar las manos sobre las barras paralelas con los pies todavía en el suelo.
  • Propulsión por encima de las barras, brazos extendidos, y se procede a la alineación del cuerpo desde esta postura.
  • La cabeza mira hacia adelante, estando ligeramente inclinada hacia abajo.
  • El cuerpo debe estar lo más recto posible y formar una plancha: las piernas deben estar extendidas rectas hacia el suelo, los pies planos como si estuvieran colocados sobre el suelo.

La posición de partida es por tanto diferente, pero el ejercicio es rigurosamente el mismo. Se trata de bajar lentamente en un movimiento controlado y expirando, y luego remontar inspirando, sin marcar tiempos de descanso importantes entre la parte superior y la parte inferior del movimiento.

La parte baja del movimiento se realiza cuando el brazo y el antebrazo forman un ángulo recto. Normalmente, los pies no deberían tocar el suelo. Se debe experimentar un esfuerzo y focalizar la atención sobre los tríceps a lo largo de todo el movimiento.

Esta vez, utilizar contrapesos no es posible, por razón de la postura corporal. Por el contrario, se puede utilizar un cinturón con pesos incorporados. Esto se debe realizar progresivamente para no hacerse daño y únicamente si uno se encuentra lo suficientemente a gusto.

En conclusión

Hemos explicado los dos tipos de ejercicio de dips y las dos variantes del movimiento: pectorales o tríceps, son ejercicios que se realizan con el peso del cuerpo. Son de gran potencia y permiten un excelente desarrollo de las fibras musculares.