• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Los músculos pectorales son difíciles de desarrollar, incluso en sesiones de musculación intensiva. A veces, un pequeño empujón quirúrgico puede ayudar a los hombres aumentar su volumen.

La colocación de implantes pectorales va dirigida a hombres de cualquier edad, jóvenes que desean tener mayor volumen pectoral, hombres maduros cuyos pectorales tienen tendencia a descolgarse o dejar de estar firmes. Por esta razón, muchos hombres recurren a la cirugía estética, con resultados óptimos en todos los casos. Algunos hombres que no son amigos del deporte, pero sí les gusta presumir de un cuerpo definido, se someten a este tipo de operación quirúrgica.

El lipofilling o modelaje

Se extrae grasa de una zona con excedente y luego se vuelve a inyectar en los pectorales. El volumen pectoral aumenta, pero sin efecto tónico y musculado.

La inyección de ácido hialurónico

La parte superior del músculo es la que merece toda la atención, pero la intervención hay que reiterarla al cabo de algunos años, y sigue siendo bastante costosa.

El implante pectoral

Las prótesis de gel de silicona, reproduciendo la forma de los músculos pectorales, son las que se implantan. Su aspecto al tacto es lo más semejante al músculo real.

Implantes pectorales

El precio de los implantes

La colocación de implantes pectorales cuesta aproximadamente unos 6000 €. Esta operación no está contemplada en la Seguridad Social, salvo si su finalidad no es estética sino terapéutica, como en los siguientes casos:

  • Malformación torácica,
  • síndrome de Poland.

Los implantes pectorales dan el tórax una apariencia más musculosa y atlética. Los hombres en su mayoría lo saben bien, los ejercicios de musculación no son suficientes. La colocación de un implante pectoral suele ser normalmente la solución más eficaz.

Destinatarios de implantes

Los implantes pectorales se adaptan a hombres jóvenes que tienen una caja torácica insuficientemente desarrollada, o a hombres de cierta edad cuyo pecho se ha descolgado.

Los músculos pectorales, situados sobre el pecho, se dividen en dos grupos de músculos: el gran pectoral sobre la parte inferior, y el pequeño pectoral sobre la parte superior. Para algunos hombres, los ejercicios de musculación que pretenden desarrollar alternativamente estos dos músculos, no consiguen que aumenten lo suficiente. La única opción para tener un tórax bien musculoso es la colocación de prótesis.

El desarrollo de la intervención

El dolor es poco importante, y con la ingesta de analgésicos se puede controlar. El dolor desaparece progresivamente durante la primera semana. Un edema y equimosis así como una molestia a la hora de levantar los brazos puede aparecer durante algunas semanas.

El paciente debe llevar una faja de contención noche y día durante al menos un mes con el fin de mantener los implantes pectorales en su sitio. Luego se retoman las actividades diarias tras una semana, el trabajo tras dos semanas, y el deporte tras 2 meses.

Los resultados

El resultado es visible inmediatamente después de la operación. El torso presenta un aspecto natural y musculoso. Los pectorales están bien definidos y tienen mayor proyección. La función muscular no se ve reducida. Las prótesis pectorales se pueden llevar de por vida o retirarlas a la demanda del paciente.