• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La cirugía estética gana progresivamente a nuevos adeptos con la cirugía íntima. En efecto, cada vez son más los hombres que por problemas de complejo y de apariencia con su sexo no dudan a la hora de someterse a una operación de cirugía estética. Según algunos sondeos, uno de cada dos hombres piensa tener un sexo demasiado pequeño.

Algunos de ellos, acomplejados por el tamaño de su pene, no dudan en recurrir a una intervención quirúrgica para prolongar su verga. Esta cirugía plástica del pene permite aumentar entre uno y dos centímetros en reposo el pene y también aumentar su circunferencia. Después de esta intervención, suele ser necesario someterse a un retoque para mantener la misma circunferencia cuando la grasa se inyecta y se disuelve.

El tamaño medio del pene en reposo es aproximadamente de 7 a 11 centímetros, y de 10 a 18 centímetros en erección. Los micropenes corresponden a un pene de pequeño tamaño, y no está acompañado de ninguna anomalía. Simplemente no supera los 7 centímetros en reposo en la edad adulta. El tamaño del pene en reposo no tiene ninguna relación con su tamaño en erección.

Hombre en calzoncillos

De hecho no tiene ninguna incidencia sobre la fertilidad, ni sobre el placer de la mujer. La mayoría de las zonas erógenas están a varios centímetros únicamente de la entrada de la vagina, el acceso al clítoris y el punto G no depende por lo tanto del tamaño del pene.

La curvatura del pene

Se trata de una enfermedad que comienza a ser un poco más conocida. Incluso se comienzan a hacer investigaciones sobre este tipo de afección. Se trata de una enfermedad misteriosa que corresponde a una inflamación en el interior de la verga que se llama el cuerpo cavernoso. Este cuerpo cavernoso va a tomar una cicatriz que se va a convertir en retráctil. Es la retracción de esta cicatriz sobre la verga la que es normalmente extensible, la que va a provocar la deformación.

Cuando no se está en erección, es normal. Los hombres tienen miedo de lo que puede ocurrir. Esto no corresponde absolutamente a una enfermedad grave desde un punto de vista del pronóstico vital. No se trata de un cáncer. Pero dificulta las relaciones sexuales.

La curvatura del pene puede impedir la penetración. Y es justamente este criterio el que se va usa para someterse a una operación de cirugía plástica del pene. Es el único criterio operatorio porque la verga es un órgano funcional. Al operar se modifica la biomecánica es decir la forma. Pero si la persona no tuviera problemas de erección, esto querría decir que la sangre circula correctamente. Al modificarla, se corre el riesgo de agravar las cosas. Cuando la curvatura se encuentra en el centro de la verga, ciertamente no es fácil su modificación ni siquiera a través de una operación de cirugía plástica del pene.