• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

El aquagym no solamente es un deporte completo, sino igualmente un momento de relajación, lo que es muy apreciable en nuestro mundo moderno. Cada uno conoce la famosa definición del punto de apoyo de Arquímedes y por tanto comprenderá fácilmente que en el agua todos los movimientos gimnásticos terrestres se convierten, de repente, en movimientos más accesibles.

El aquagym es un deporte particularmente adaptado a las personas que no son grandes deportistas pero que desean convertirse en esto, o simplemente divertirse.

Volvamos a la resistencia del agua, esta obliga a los músculos a trabajar mucho más y por tanto a obtener resultados inmediatamente visibles a través de sesiones relativamente cortas, de 30 a 45 minutos, dos veces por semana.

El aquagym es un deporte muy completo que permite trabajar muchos músculos, abdominales, glúteos, muslos, brazos, pantorrillas, hombros, etcétera. Practicando aquagym se puede modelar rápidamente una nueva silueta, perder barriga, definir los glúteos, y también la espalda.

Aquagym

Marcha rápida

Se trata de realizar una marcha rápida y volver hacia atrás al mismo ritmo. La duración del ejercicio está en unos 50 segundos. Si el movimiento hacia atrás parece demasiado duro, se puede dejar de lado, de momento.

La carrera

Se trata de la misma técnica, pero esta vez hay que correr en el agua. Luego se corre hacia atrás. Se deja pasar un minuto aproximadamente de reposo y se pasa al movimiento siguiente.

Muslos y glúteos

La mano se coloca en el borde de la piscina, con la pierna estirada sobre el lado, se dibujan círculos más o menos grandes. El movimiento se realiza 16 veces en series de 3, es decir 48 veces haciendo una pequeña pausa de 5 segundos entre cada serie. Luego se cambia de lado y se encadena con la otra pierna otras 48 veces. Para mayor intensidad, se puede añadir un flotador en el pie de la pierna que trabaja. También es perfecto para los abdominales.

En un movimiento de balanceo y sin curvarse, se lanza la pierna recta hacia adelante y hacia atrás, lo más lejos posible. El movimiento se realiza 48 veces. Luego se cambia de lado y se trabaja con la otra pierna otras 48 veces.

Rodilla-codo

De pie, las manos detrás de la cabeza y los codos separados, se avanza cada vez más rápido, intentando que la rodilla toque el codo, situado del mismo lado. Se expira el aire a subiendo la rodilla. Este movimiento se realiza 16 veces en sesiones de 3, es decir unas 48 veces, dejando una pausa de 5 segundos entre cada serie.

Caminata diferente

Los hombros están debajo del agua, la espalda curvada, se avanza subiendo las rodillas lo más posible. Se expira el aire a subiendo las rodillas, en 48 movimientos.

Pectorales, dorsales, brazos y hombros

De pie, los brazos extendidos hacia adelante y los hombros debajo del agua, se efectúan tijeras con los brazos a un ritmo rápido. Se alterna de vez en cuando con tijeras de mayor amplitud. Se repite 48 veces.

Musculación de la espalda

De pie, el cuerpo ligeramente inclinado hacia delante, se expulsa el agua hacia atrás con los brazos. Luego se sacan los brazos del agua y se llevan hacia adelante, subiendo la cabeza y las orejas, antes de volver a empezar a empujar el agua hacia atrás. El movimiento se repite 48 veces.

Abdominales, piernas e interior de los muslos

De pie en equilibrio sobre una pierna, una mano colocada en el borde de la piscina, se coge el tobillo con la otra mano y se intenta que el talón toque suavemente los glúteos. Hay que inclinarse un poco hacia delante para no curvar la espalda. El movimiento se mantiene de 20 a 30 segundos, 4 veces por cada lado.

Para estirar la espalda

Los hombros están a nivel del agua, las dos manos colocadas en el borde y las piernas flexionadas, y se parte lentamente hacia atrás. La nuca y los hombros están extendidos, hay que mantener la posición entre 20 y 30 segundos y el movimiento se repite 4 veces.