• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Si tenemos unas piernas delgadas, existen varios medios que se pueden probar para ofrecerle mayor volumen. Debemos empezar por realizar los ejercicios correctos y luego aumentar su resistencia e intensidad hasta ganar mayor masa muscular.

También necesitamos comer un gran número de alimentos calóricos para favorecer el desarrollo del músculo. Finalmente, si queremos cambiar la apariencia de las piernas rápidamente, podemos llevar un estilo de ropa específico que las haga parecer mucho más voluminosas.

Practicar cardio

Algunas personas tienen miedo que el cardio termine por afinar las piernas, pero en realidad, unos ejercicios apropiados no solamente les van a dar músculo, sino que también van a contribuir a la buena salud en general de todo el organismo. Para aumentar la fuerza de la parte inferior del cuerpo, podemos caminar, correr, montar en bicicleta, especialmente en cuestas.

Corriendo durante largos periodos, las piernas terminan afinándose, pero esto no quiere decir que debemos evitar este ejercicio cardiovascular. Podemos correr en subidas, y no más de 3 horas a la semana.

Musculación

Entrenamiento en serio

Incluso durante los días ordinarios, los músculos de las piernas trabajan cuando se camina. Están acostumbrados a trabajar todo el tiempo, por tanto si se desea aumentar los músculos de las piernas necesitamos realizar ejercicios muy intensos que se concentren en esta parte del cuerpo. En cada sesión, se repiten los ejercicios tantas veces como sea posible, y se levanta tanto peso como se pueda, hasta que los músculos se calienten.

Debemos utilizar cargas pesadas tras las primeras semanas de ejercicio para aumentar la intensidad. Además debemos saber diferenciar entre dolor y daño. Lo ideal es entrenarse con un coach deportivo.

Entrenamiento a ritmo rápido

Quizás hemos escuchado que había que hacer ejercicios lentos con pesos. Sin embargo, realizar movimientos más enérgicos favorece el desarrollo del músculo y permite repetir el ejercicio con más frecuencia. Debemos cronometrar los rendimientos efectuando tantas repeticiones como posible en 2 minutos, y luego realizar una pausa para después continuar con otra serie.

Trabajar músculos diferentes

Si trabajamos todos los músculos de la pierna todos los días, no se podrán recuperar, y por tanto desarrollarse. Además, existe un riesgo de hacerse daño. En su lugar, debemos concentrarnos sobre un tipo de músculos al día, y luego alternar con otro grupo al día siguiente. El tiempo de recuperación forma parte integrante del desarrollo de los músculos de las piernas.

Aumentar el aporte calórico

Esto no quiere decir que hay que comer de forma exagerada. Más bien, debemos decantarnos por alimentos sanos y ricos en calorías. Cuando los músculos se desarrollan, el cuerpo necesita muchas calorías para mantenerse.

Debemos comer tofu, trigo integral, judías, verduras, fruta, y más verduras que fruta. Comer de forma sana y, con la mayor frecuencia posible, y siempre que se quiera. Igualmente debemos evitar el consumo de alimentos industriales, de azúcar y de harina blanca, alimentos precocinados, y otro tipo de colaciones. Estos alimentos ofrecen una sensación de fatiga en vez de aportar energía a los ejercicios físicos.

Comer proteínas

Igualmente, necesitamos proteínas para desarrollar los músculos, por tanto debemos tener el aporte suficiente en cada comida. Lo ideal es comer carne de vaca, de cerdo, de pollo, pescado, y otras fuentes de proteínas. Comer tofu, judías y huevos en caso de ser vegetariano.

Los complementos alimenticios

Algunas personas piensan que los complementos alimenticios estimulan el desarrollo del músculo. Estos se deben tomar como acompañamiento de una alimentación sana y de un aporte consecuente en agua.

La creatina es una sustancia naturalmente producida por el cuerpo y que favorece el desarrollo de los músculos. No debemos excedernos de 5 gramos al día en creatina durante un cierto periodo del año.

En cualquier caso, siempre debemos consultar al médico antes de tomar cualquier tipo de complemento alimenticio.