• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Al parecer, el proyecto de smartphone plegable de Samsung está de plena actualidad. Varias páginas de internet especializadas en la actualidad de la marca coreana se hacen eco de una patente presentada por el fabricante ante la oficina coreana de propiedad intelectual. Esta patente prefigura lo que podría ser el futuro smartphone plegable. Tras el fracaso del Galaxy Note 7, no hay duda de que las próximas innovaciones de Samsung serán observadas con lupa.

La versión moderna del teléfono plegable

Esta patente presenta un sistema original de carcasa que permite plegar en dos el smartphone, al estilo de los antiguos teléfonos de solapa, pero esta vez con una pantalla plegable. Cuando está abierto, la solapa queda extremadamente discreto.

Un smartphone que podría llamarse Galaxy X

El proyecto en el que trabaja Samsung podría dar nacimiento en 2017 a un primer modelo plegable bautizado Galaxy X. Este producto podría en un primer momento ser exclusivo para el continente asiático, y otros fabricantes como LG o Lenovo podrían seguirle los pasos.

En varias ocasiones, Samsung ha intentado la fabricación con pantallas flexibles, dominando hoy en día la tecnología OLED plegable. El fabricante surcoreano ha demostrado su saber hacer en 2010, dotando al Galaxy S con una tecnología Super AMOLED, y en 2015 con el Galaxy S6 Edge y su pantalla curva en ambos lados.

Smartphone plegable

Una patente presentada por la firma deja entrever un smartphone que podría plegarse por la mitad. La carcasa del móvil se parece un poco a lo que pudimos ver en el Surface Book de Microsoft, con un objeto no totalmente cerrado y que deja un pequeño espacio entre las dos partes. El móvil iría igualmente equipado con una pantalla secundaria destinada a ser utilizada cuando el teléfono está cerrado.

La pantalla flexible es un campo de investigación bastante activo en estos últimos tiempos. Igualmente, Lenovo había presentado un prototipo de smartphone y de tableta con esta tecnología el pasado mes de junio, según ciertos rumores. De momento, no hay ninguna información oficial procedente de Samsung con relación a este proyecto, lo que hace sospechar que se trata de momento de un prototipo interno, aunque algunas fuentes se inclinan por pensar que existiría una próxima comercialización el año que viene.

Queda por saber cuáles podrían ser las aplicaciones de un teléfono de este tipo. Y si de momento la pantalla curva de los S6 y S7 Edge permanecen en la categoría de los gadgets ergonómicos. Un smartphone plegable podría abrir la vía a usos más interesantes, ofreciendo concretamente una pantalla más grande sin tener que aumentar el volumen general del teléfono. En realidad se trata de una forma de combatir la proliferación de phabletas.

En cualquier caso, no tardaremos en conocer si los rumores se hacen realidad, puesto que las revistas y medios especializados seguirán investigando y ofreciendo información más detallada en los próximos meses. Lo que es innegable, es que los avances de los futuros smartphones nos van a sorprender sin duda, y en Samsung nos queda todavía mucho por ver en un futuro próximo.