• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

De la misma manera que ponemos atención en mantener nuestro cuerpo saludable a través de una alimentación equilibrada, armónica y completa, debemos tener en cuenta los nutrientes que ingerimos con los alimentos para mantener o mejorar la salud del cabello.

Para su cuidado se requiere incorporar en la alimentación alimentos que contengan proteínas, hierro, yodo, magnesio, cinc, azufre, vitamina C, riboflavina, entre otras, ya sea que tengamos un cabello sin brillo, débil, quebradizo, o con diversos signos que indican que algo está fallando.

Algunos de los nutrientes que pueden ayudarte son:

– Proteínas: Tanto el cabello como las uñas están constituidas por proteínas. Es por esta razón que las proteínas son nutrientes esenciales para su formación, reparación y mantenimiento.

Se encuentran proteínas de buena calidad en los lácteos, las carnes y el huevo; y para conseguirlas en productos de origen vegetal, es esencial combinarlos, es decir mezclar legumbres, con cereales integrales y/o frutos secos y/o semillas.

Nurientes para un cabello saludable 1– Hierro: Interviene en el fortalecimiento del cabello. En los periodos de deficiencia de hierro se presentan signos como fragilidad y debilidad tanto del cabello como de las uñas.

Son fuente de dicho mineral las carnes, las vísceras, las legumbres, los vegetales de hoja verde oscuro y los cítricos.

– Yodo: Es un mineral que ayuda a mejorar el crecimiento del cabello y las uñas, y además les otorga mayor resistencia. Se obtiene, fundamentalmente, de los frutos de mar tales como los pescados y mariscos.

Magnesio: Es un mineral indicado para los cabellos frágiles y para el tratamiento de la calvicie prematura; y se encuentra en las semillas, las frutas secas, las legumbres, los cereales integrales y los vegetales de hojas verde oscuro.

Vitamina B2 o riboflavina: Se utiliza para el tratamiento de la dermatitis y para prevenir la caída del cabello. Esta vitamina se obtiene, especialmente, de las vísceras, los lácteos, los cereales integrales y las legumbres.

Vitamina B5 o ácido pantoténico: Ayuda en el crecimiento del cabello. Los alimentos que lo contienen en mayor cantidad son las vísceras, las carnes, la yema de huevo, los cereales integrales, el tomate y el brócoli.