Un paraíso natural cercano les espera

Si ya saben que Tenerife es la mayor de todas las islas del archipiélago canario y además la de mayor población de España y que entre sus numerosos atractivos turísticos destacan varios lugares declarados Reserva de la Biosfera y dos Patrimonio de la Humanidad, el Parque Nacional del Teide y la ciudad de San Cristóbal de la Laguna que hay que visitar sin dudarlo, y que sus fiestas de carnaval están declarados de Interés Turístico Internacional, estamos dando motivos más que suficientes para visitarla; pero es que  todavía es más, mucho más.

Los Roques de García y el Teide

A pesar de ser una isla en su mayor parte abrupta y dotada de un relieve formado por sucesivas erupciones volcánicas a lo largo de la historia, Tenerife es un lugar paradisíaco y realmente afortunada como se conoce a todo el archipiélago. Tienen que ir y tienen que vivirla y disfrutarla.

Es temporada alta siempre, su climatología benigna con temperaturas cálidas todo el año la hacen el lugar idóneo para ir en cualquier mes; los vuelos son frecuentes y los precios económicos de los pasajes hoy en día hacen posible visitarla en un fin de semana sin necesidad de esperar a las vacaciones o un puente largo. Una visita breve hará nacer en ustedes el deseo de visitarla con más frecuencia, de conocerla a fondo porque todo Tenerife les está esperando y es necesario conocerla.

Hoy en día la isla es un auténtico y gigantesco Resort para cualquier visitante y para sus afortunados vecinos. La variedad de sus paisajes, el  parque natural del Teide que la convierte en la isla de mayor altitud, su catalogación de patrimonio natural con sus reservas naturales integrales e innumerables paisajes y espacios de interés, la convierten en un destino que enamorará a cualquier visitante. Parecería que una isla de no excesivas dimensiones no tendría mucho que ver y admirar más allá de las playas y algo del interior, como el paisaje lunar fruto del origen volcánico. Sin embargo la variedad e interés de todos ellos harán que la estancia en ella merezca sucesivas visitas. También, por supuesto, el simple e importantísimo relax en sus playas y en la multitud de hoteles que salpican toda su geografía.

Pero existe una Tenerife rural que le permitirá conocerla alejada de los estereotipos de vacaciones, sol y playa. Conocer la gastronomía, la arquitectura rural y unos paisajes maravillosos que solo adentrándose en su interior podrán contemplar. Anímense a descubrir una isla desconocida que les enamorará y les permitirá llegar a los lugares más bellos y recónditos de este paraíso. Un viaje así debe tener un alojamiento digno, como una de sus casa rurales donde podrán vivir la naturaleza de isla conviviendo con ella. Entren en Expedia Tenerife y comiencen a preparar su próxima visita al paraíso.