• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Muy cerca de Santander un verdadero paraíso natural con cientos de especies de animales salvajes traídos de los cinco Continentes que viven en un espacio amplio y adaptado que les permite estar en un régimen de semilibertad, se trata del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en Cantabria.

Este espacio  es el hábitat natural protegido donde se encuentran varias especies de felinos de los más grandes del mundo como el tigre, jaguar y león, además de elefantes africanos, avestruces, rinocerontes blancos, jirafas, gorilas de llanura y hasta osos pardos.

Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en CantabriaA decir de los entendidos en el tema, este espacio no puede definirse ni como un zoológico ni tampoco como un parque natural sino algo intermedio entre estos dos conceptos, ofreciendo a sus visitantes la posibilidad de vivir un safari que transcurre a lo largo de más de setecientas hectáreas con una increíble riqueza animal, sumada a una orografía muy peculiar, donde se atraviesan arcos de piedras, desfiladeros y lagos.

La vegetación del lugar también resulta de sumo interés y existen diferentes rutas que permiten conocer la gran variedad de especies que predominan en toda el área, como tejos, nogales y alcornoques, además de tilos y hayas, castaños y pinos.

En el Parque se organizan también espectáculos donde los protagonistas son aves rapaces y leones marinos, existiendo también un fantástico reptilario con serpientes de especies muy venenosas.

Este espectacular Parque de la Naturaleza de Cabárceno ha sido creado con fines educativos, culturales y científicos a los que se suma el componente de recreación y es hoy uno de los mayores atractivos turísticos del norte de España.

Diversos proyectos de investigación científica se llevan a cabo en el lugar orientado sobre todo a los ciclos sexuales de los elefantes africanos, como también el evitar la consanguinidad del oso pardo cantábrico debido a la escasa población que pervive en los bosques cantábricos.

Un área que además de todo esto se ha transformado en un sitio que sirve para la protección y conservación de varias especies amenazadas.