• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Cuando decidimos hacer actividad física, lo primero que debemos saber es cuál es la  finalidad que perseguimos. Si optamos por algún estilo en especial de ejercicio físico es recomendable tener en claro su funcionamiento y los beneficios que puede traernos.

Al optar por Pilates es importante tener claro que no se trata de gimnasia para adelgazar o buscar desarrollo muscular.

Pilates es un tipo de actividad “anaeróbica” que no nos brindará esfuerzo cardiorrespiratorio, ni nos proporcionará “quema de calorías” es un tipo de gimnasia con más de 300 variantes que sustenta su fundamento en el trabajo de la “zona media” incluyendo abdominales base de la espalda y glúteos (powerhouse) y que a partir de allí irradiará el trabajo y su consecuentes beneficios para las extremidades y el  resto del tronco.

Pilates aumenta tu elasticidad 1Con la práctica de Pilates es posible aumentar  considerablemente la elasticidad, tanto articular como muscular con el beneficio adicional de estar protegidos contra lesiones, provocadas especialmente cuando se lleva una vida sedentaria con la tendencia lógica de tener bastante rigidez motora.

La práctica de Pilates por espacio de un mes pondrá de manifiesto  los resultados tanto funcionales como estéticos.

Se trata de un tipo de gimnasia desarrolla en un ambiente tranquilo, con  luz tenue y de manera individual o en grupos reducidos, pero siempre bajo la supervisión de un profesional capacitado en las rutinas específicas.

Es también un excelente complemento para quienes practican musculación con carga, ya que estimula la flexibilidad que produce el trabajo con pesas cuando se lo practica como única actividad.

Pilates, en sus rutinas alonga músculos y articulaciones, aumentando la flexibilidad corporal de manera total.

Es posible practicarla a cualquier edad, sin ningún tipo de restricción o contraindicación  de peso o edad.

Es recomendable  principalmente para aquellos que nunca hicieron gimnasia y se encuentran desalentados para comenzar, especialmente  quienes temen con el “fantasma “de la incapacidad psicológica.

Corrige de manera suave las consecuencias de los vicios de postura que aparecen por malas y desalineadas posiciones del  día a día, ya que está comprobado  que cuanto más avanzada es la tecnología y el confort, peores son las consecuencias provocadas por la inercia y la falta de actividad física.