• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

El vientre es una de las zonas del cuerpo que tiene tendencia a acumular la mayor cantidad de grasa, como consecuencia de una mala alimentación y de un estilo de vida sedentario. Una vez que la grasa está localizada, es difícil eliminarla. Para realizar un plan de entrenamiento para perder peso y tener un vientre plano y bonito, es necesario modificar completamente los hábitos de vida.

Eliminar la grasa abdominal requiere muchos esfuerzos y disciplina para obtener buenos resultados. Si se está dispuesto a lanzar un desafío para quemar la grasa abdominal, no se debe pasar de lado de estas tres etapas claves para obtener un vientre plano rápidamente.

Primera etapa: comenzar el día con ejercicios, una buena alimentación y agua

Bajo ningún pretexto, se debe saltar el desayuno, porque ralentiza el metabolismo y hace más difícil la eliminación de grasas. Comenzar el día con un vaso de agua templada con limón. Un plan de entrenamiento para perder peso para hacer ejercicios cardiovasculares durante media hora. Lo ideal es comenzar el ejercicio antes del desayuno, porque el cuerpo utilizará como combustible las calorías que se han acumulado en el cuerpo. Después de los ejercicios, conviene reposar y consumir un desayuno sano y rico en fibras.

Perder peso

Segunda etapa: el último alimento que se consume durante el día

Es importante comer algo ligero en la cena, al menos tres horas antes de ir a la cama. Esto evita que el organismo no tenga demasiado trabajo de digestión. Mientras que se duerme, el metabolismo no está tan activo como durante el día, y no es suficiente para quemar las calorías. De esta forma, en un plan de entrenamiento para perder peso lo ideal es comer algo ligero, bajo en calorías y con un momento de anticipación con relación a la hora de irse a la cama.

Tercera etapa: hacer abdominales

Uno de los puntos claves en un plan de entrenamiento para perder peso y para quemar la grasa abdominal es sin lugar a dudas la realización de ejercicios localizados como los abdominales. Se deben realizar varias sesiones de ejercicios abdominales, en diferentes series durante el día. Estos ejercicios ayudan a quemar la grasa abdominal, tonificar y obtener el vientre plano que tanto se desea. Los beneficios de estos ejercicios son importantes, porque aumentan el metabolismo y estimulan el consumo calórico diario.

¿Cómo hacer ejercicios abdominales básicos?

En un plan de entrenamiento para perder peso, con la espalda apoyada sobre una superficie dura, se colocan las manos detrás de la cabeza, se pliegan las rodillas, manteniendo los pies en el suelo. Conservando esta posición, hay que levantarse lentamente utilizando los músculos abdominales mientras que se apoya la parte baja de la espalda contra el suelo. Después, se baja suavemente, respirando bien y repitiendo el ejercicio de 20 a 25 veces, reposando 90 segundos entre las series. Conviene intentar hacer de 2 a 3 sesiones de 20 a 25 abdominales.

En un plan de entrenamiento para perder peso es importante sentir la presión sobre los abdominales y no en el cuello. Si el dolor se siente a nivel del cuello o en la espalda, quiere decir que se tiene una mala postura. Se debe sentir que se está trabajando los músculos del vientre, sobre todo cuando se llega al final de cada serie. Si no se está habituado a realizar abdominales, comenzar por 10 e ir aumentando gradualmente hasta que se llegue a la cantidad recomendada. No se deben realizar demasiados abdominales porque el cuerpo se cansa y no se obtienen los beneficios esperados.