• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Comúnmente se lo conoce como clases de tubo, un tipo de ejercicio diferente y divertido de realizar, el pole fitness ha llegado para cambiar viejos tabúes.

Hasta no hace mucho tiempo se tenía la creencia que el hacer ejercicios en el tubo estaba  limitado a mujeres delgadas y hermosas, por ello se lo calificaba como un ejercicio sensual.

Sin embargo, en la actualidad este tipo de actividad física no sólo sirve para hacer ver más sexy y atractiva a la mujer,  sino que ayuda a quemar calorías y a tonificar el cuerpo, debido a la fuerza que es necesaria para lograr girar y subir en el tubo.

Esa fuerza va adquiriéndose de forma gradual, no siendo un tipo de ejercicio destinado a mujeres fuertes o delgadas es sólo cuestión de aprender la técnica y dedicar un poco de tiempo a la práctica.

Por otra parte, puede practicarse sin temores ya que los músculos no cambian de longitud sino que es el cuerpo el que va adquiriendo fuerza en el punto que se está trabajando. También es interesante ya que el pole fitness combina una serie de ejercicios de otras disciplinas como el yoga, pilates, danza y gimnasia

Pole fitness un ejercicio sensual 1Dado su origen,  este tipo de ejercitación con tubo es sumamente sensual y de hecho ya existe en el mercado un kit de tubos que puede ser instalado en cualquier lugar que se desee. Pero este tipo de aditamentos es para realizarlo en la intimidad con la pareja, ya en el gimnasio podría decirse que el pole fitness es como si fuese un deporte.

Los ejercicios aeróbicos son practicados a una gran velocidad y por otra lado, todas las rutinas de los ejercicios con tubo e inclusive con sillas se realizan con movimientos lentos pero colmados de elasticidad y fuerza.

Se debe tener en claro que las clases impartidas en un gimnasio no pretenden ser una enseñanza para que las mujeres bailen abrazadas a un tubo sino para lograr mejorar su estado físico. Inclusive ya se realizan campeonatos de pole fitness en Estados Unidos. En ellos se utilizan sugestivas músicas que suenan muy suavemente y acompañan cada ejercicio.

Generalmente se pensaba que el pole fitness era sólo para mujeres, pero lo cierto es que los hombres también pueden practicarlo.
En cuanto a su origen, algunos afirman que este tipo de baile con tubo nació a través de un juego tradicional de la India, en los que se utilizaban dos instrumentos para llevarlo a cabo el mallkhamb (tubo gimnástico) y el mallastambha (pilar gimnástico). Ambos se utilizan des hace aproximadamente unos 250 años para la práctica de yoga usando una cuerda o un palo de madera con el cual se aumenta la fuerza y el volumen muscular.

Posteriormente durante la gran depresión norteamericana de los años veinte se realizaban unas ferias ambulantes que iban de ciudad en ciudad para entretener a las personas.

Así, se instalaban circundando la carpa principal otras carpas menores donde se presentaban diversos espectáculos y entre ellos había uno donde bailarinas eróticas utilizaban un pequeño espacio para bailar de manera sugestiva y debido a lo reducido del lugar las danzarinas lo hacían en el tubo que sostenía la carpa, usándolo como instrumento de baile.

Con el correr del tiempo este tipo de espectáculos pasó de las carpas a los bares y fue totalmente aceptado en los años cincuenta. Pero no fue sino hasta los noventa que este tipo de danza fue transformado por la canadiense Fawnia Monday en una actividad cotidiana para ejercitar el cuerpo.

Hoy, en todo el mundo diversas academias imparten este tipo de disciplina, por haberse comprobado los beneficios que trae aparejada su práctica, como por ejemplo:

  • Una quema de hasta 300 calorías por clase
  • Tonifica los músculos
  • Modela la figura y aumenta la flexibilidad
  • Corrige malas posturas corporales, al hacer contraer brazos, glúteos y abdominales para lograr tener el cuerpo alineado al realizar las vueltas.
  • Mejora el equilibrio
  • Ayuda a fortalecer la autoestima, desinhibe y deja exteriorizar la sensualidad.

Por todas estas razones, mujeres de todas las edades, pesos y estaturas frecuentan los gimnasios para practicar pole fitness, un ejercicio que además de saludable es muy sensual.