• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Si aún no has decidido que plato principal preparar para la cena de fin de año, esta receta de pollo al vino blanco puede resultar la solución.

Se trata de un plato sencillo de preparar, suculento y sabroso que pueden acompañar con una guarnición de patatas noisette, un arroz blanco con vegetales o simplemente una ensalada de hojas verdes y tomates cherry.

pollo al vino blancoAdemás es una receta económica ideal si no tienes invitados en casa ya que rinde cuatro porciones suculentas.

De postre, helado de limón con champaña y a esperar el Nuevo Año, sin olvidar los dulces tradicionales para estas fechas y el clásico brindis junto a la familia y amigos.

Ingredientes

  • 1 Pollo grande cortado en trozos medianos
  • 1 Huevo
  • Fécula de maíz cantidad necesaria
  • 1/2 Taza de aceite de oliva
  • 2 Cebollas picadas
  • 1 Vaso grande de vino blanco seco
  • 2 Tazas de caldo de pollo
  • Laurel 2 hojas
  • Perejil 1 cucharadita
  • Tomillo 1 cucharadita
  • Sal
  • Pimienta
  • Zumo de limón a gusto

Guarnición

  • Patatas al vapor
  • Aros de pimiento rojo
  • Aros de cebolla

Preparación

Preparar el pollo, lavándolo bien cortándolo en trozos medianos.

Colocar en un recipiente y condimentarlo con sal, pimienta y zumo de limón
En otro recipiente batir un huevo entero.

Pasar cada presa de pollo por huevo batido y rebozarla en fécula de maíz de ambos lados.
Dorarlas las presas de pollo en aceite de oliva caliente.

Agregar las cebollas y saltear todo junto por espacio de unos 5 minutos.

Añadir el vino blanco y dejar hervir 5 minutos más para que el alcohol pueda evaporarse.
Incorporar el caldo, el laurel, tomillo y perejil terminando la cocción hasta que el pollo se encentre tierno.

Retirar el pollo y espesar la salsa con 1 cucharada al ras de fécula de maíz previamente disuelta en agua fría.

Cocinar a fuego suave por espacio de un minuto.

Servir el pollo bañado con la salsa y acompañado con las patatas noisette previamente cocidas al vapor y salteadas en un poco de mantequilla, condimentadas con sal y pimienta, además de pimiento rojo en rodajas y cebollas cocidas con el pollo.