• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Con la llegada del verano gran cantidad de personas comienzan nuevamente a hacer gimnasia o bien continúan con la rutina de ejercicios que han comenzado unos meses atrás. Sin embargo, las altas temperaturas suelen hacer desistir de realizar actividad física a más de uno y por ello una excelente opción es practicar Aquafitness durante el verano, una manera “fresca” de mantenerse en forma.

El Aquafitness es una opción interesante para estar en forma durante el verano ya que el medio acuático es de gran ayuda para entrenar sin sufrir el agotamiento que produce los ejercicios físicos hechos en tierra debido precisamente a las altas temperaturas.

Practicar Aquafitness durante el veranoDentro de las actividades en el medio acuático el Aquafitness es un entrenamiento físico realizado mediante una serie de combinaciones de ejercicios dentro del agua que trabaja todos los músculos.

La ventaja de este tipo de entrenamiento es que puede se practicado por cualquier persona sin importar la edad, incluyendo aquellas que sufren de problemas de sobrepeso, quienes se encuentran en una etapa de recuperación luego de una cirugía o lesión de tipo traumatológica, problemas de movilidad, lesiones en rodillas, tobillos y problemas de espalda en general, además de mujeres embarazadas y personas de la tercera edad.

Los beneficios de esta práctica son múltiples ya que la presión que ejerce el agua sobre el cuerpo favorece en gran medida la circulación sanguínea y linfática, disminuyendo la frecuencia cardiaca, siendo por otra parte un excelente masaje corporal ideal para tratar los problemas de celulitis.

Es un estilo de ejercicio físico que no presenta contraindicaciones y solo es necesario tomar algunas precauciones para prevenir lesiones como realizar un calentamiento previo y algunos ejercicios de estiramiento una vez concluida la clase. También se debe ser cuidadoso al entrar y salir del agua con los cambios de presión y temperatura para no sufrir mareos.

Por otra parte, dentro del Aquafitness existen varias modalidades por las que puede optarse como por ejemplo:

  • Aquaeróbic: Las clases se desarrollan siguiendo el ritmo de la música tal y como se ejercita en una sesión de aerobic en suelo, con la diferencia que el impacto articular al saltar son amortiguados por el agua, siendo ideal para personas con sobrepeso como en aquellas con problemas en rodillas o espalda.
  • Aquagym: Aquí los ejercicios se centran más en la tonificación de los músculos, repeticiones y en el trabajo con diferentes materiales que sirven de accesorios como pesas, pelotas, y otros materiales.
  • AquaSpinning: Semejante a la de una clase ciclo indoor (spinning) en tierra, pero con un sistema especial que permite instalar bicicletas dentro de la piscina, haciendo que la resistencia del agua multiplique la intensidad de la sesión, proporcionando un masaje en el cuerpo de forma constante. Es perfecto para trabajar músculos del tren inferior como cuadriceps, femorales, gemelos, glúteos y abdominales, pudiendo ser practicado por personas de todas las edades siendo ideal para quienes tienen poco tiempo para entrenar, ya que las clases son de media hora, siendo indicado para aquellas personas con lesiones, problemas de rodilla o que necesitan hacer un trabajo para fortalecer los cuadriceps.

Practicar Aquafitness durante el verano una excelente alternativa para estar en forma y divertirse en un ambiente acuático sumamente agradable.