• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El estrés no es negativo en sí mismo. De hecho, ese sentido positivo de la responsabilidad que experimentas cuando te embarcas en un nuevo proyecto que te apasiona, es un ejemplo de cómo un nuevo reto te obliga a adaptarte a los cambios producidos por la salida de tu zona de confort. Sin embargo, el estrés sí es muy negativo y dañino cuando se torna crónico. Uno de los efectos secundarios que puede producir el estrés es que afecta a la salud del cabello llegando a producir incluso una mayor caída. ¿Cómo prevenir el estrés laboral y cuidarte?

1. Busca entornos de bienestar que te ayudan a lograr un efecto de compensación emocional. Espacios en los que puedas sentirte más libre ajeno a las obligaciones propias de tu rutina de trabajo. Espacios de deporte, momentos de ocio con amigos, relax en casa, cursos de ocio, actividades de voluntariado, excursiones al aire libre e instantes de lectura son algunas de las ideas que pueden ayudarte a liberar el peso acumulado en tu mochila emocional.

Prevenir la caída de cabello causada por estrés laboral

2. En muchas ocasiones, como consecuencia de esta excesiva dedicación al trabajo y el cansancio que ello produce, algunas personas sienten que no pueden encontrar el tiempo necesario para sí mismas. Desde este punto de vista, ir a la peluquería es mucho más que una rutina de cuidado estético. Estas rutinas de cuidado personal te ayudan a marcar distancia respecto del estrés laboral. Pero además, al acudir a la peluquería, tu pelo también es tratado por expertos profesionales que pueden asesorarte también, en la elección de los productos capilares más adecuados para ti.

Modula la temperatura del agua en los lavados para evitar que esté muy caliente. Del mismo modo, también puedes dejar secar el pelo sin utilizar secador. Los cambios de temperatura también afectan a tu cabello.

3. Cuida tu alimentación. Evita el error de comer delante del ordenador. No te saltes tampoco ninguna de las cinco comidas que forman parte de una rutina de alimentación adecuada. Realiza tu cesta de la compra reduciendo caprichos y priorizando los ingredientes necesirios en la preparación de menús saludables. Incluye en tu dieta alimentos ricos en Vitamina C.

4. El diagnóstico de caída del cabello por estrés solo puede realizarlo un especialista. Por esta razón, confía en expertos profesionales ante cualquier síntoma de una mayor caída.

5. Evita prolongar las largas jornadas de trabajo hasta tarde en casa. Establece una rutina tranquila para despedir el día. Evita el síndrome de estar permanentemente ocupado en responsabilidades y obligaciones. ¡Tómate la vida son más sentido del humor y haz un elogio a la calma en ciertos momentos de pausa!

6. Los hábitos de salud son básicos para incrementar el bienestar. La decisión de dejar el tabaco favorece incluso el cuidado del cabello. Durante periodos de estrés, los fumadores tienden a fumar más todavía como consecuencia de la ansiedad. El inicio de la primavera, como comienzo de un nuevo ciclo es un momento muy positivo para tomar decisiones. Sin duda, dejar de fumar es una muy buena elección personal.