• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En el gimnasio, en cualquier sitio, hasta en la red escucho y leo como nos quejamos por no poder hacer algo, en casi todos los casos siendo saludables, sin limitaciones físicas o mentales, existe siempre un motivo que nos limita o impide lograr algún objetivo. Nos basta con creernos algún pretexto o excusa para abandonar casi cualquier cosa que represente salir de la comodidad.

Digo esto porque es muy común en la práctica deportiva y en especial en el entrenamiento con pesas, escuchar frases para disculparnos por no mantener la continuidad en nuestro entrenamiento o alimentación; «la vida es corta», «para lograrlo se requiere mucho esfuerzo», «no soy capaz de hacerlo», «lo sabroso hace daño», «para ser feliz hay que sufrir», «para ser bella hay que ver estrellas» y de seguro tú conoces unas cuantas frases mas que pueden aplicarse invariablemente a cualquier caso en el que nos damos por vencidos.

Ya se que existen millones de personas que pueden ser tomadas como ejemplo de superación, esfuerzo, humildad, o lo que corresponda en cada caso; sin embargo como en este blog se habla sobre culturismo y entrenamiento con pesas, quiero traer a tema a Simon Robinson un hombre que nos puede servir como ejemplo de tenacidad, deseos de superación y fuerza de voluntad.

Con seguridad muchos de ustedes han leído sobre Simon Robinson, un culturista que luego de sufrir un grave accidente y pasar por una muy complicada recuperación, sigue con su carrera deportiva aun después de haber perdido una de sus piernas. Para quien lo desee les dejo el enlace a un artículo (en inglés) con una entrevista a este atleta.

La siguiente vez que vayas al gimnasio y estés realizando tu última serie de 12 repeticiones de sentadillas o lo que sea y pienses en no hacerla porque «es demasiado» o «es muy difícil» intenta recordar las imágenes de Simon, o mejor aun imagina que te dice: sigue que tú puedes.

Simón Robinson un ejemplo para todosSimón Robinson